Tras el 2-0, la ilusión de la 2ª División más cerca para la SD Huesca

El resultado es de los que cualquier equipo sueña en una eliminatoria de este tipo puesto que además de la renta de dos goles está el mantener la puerta a cero, que era uno de los objetivos del Huesca. Aunque las puertas de la 2ª División están abiertas para los azulgranas, todo el mundo quiere ser prudente al señalar que quedan 90 minutos en Écija que serán muy duros y donde seguro que los andaluces intentarán por todos los medios darle la vuelta a la eliminatoria.

Ambiente de gala el que se vivía en el Alcoraz con un lleno total donde el Huesca ganaba con dos tantos de penalti que en ningún caso ofrecen dudas. El primero un claro agarrón a Lalo que empezó fuera y terminó dentro del área por lo que el colegiado señaló la pena máxima, tras consultar con su auxiliar, que transformó Lalo en el 1-0 en el minuto 18. El segundo llegó en el descuento por una mano clara de Campos que tampoco ofrecía duda y Edu Roldán conseguía el 2-0 que hacía enloquecer a los aficionados en las gradas.En el primer penalti fue expulsado el lateral del Écija, Robert, por lo que los de Josep María Nogués se quedaron con diez hombres en el terreno de juego. La expedición andaluza mostró su disconformidad con el arbitraje y desde luego parece que al Huesca no le recibirán en tierras andaluzas con una alfombra roja en lo que se presume un partido de vuelta muy duro por lo enrarecido que quedó el ambiente en el túnel de vestuarios y las declaraciones del entrenador y directivos visitantes a la conclusión del encuentro.

El Huesca hizo un buen comienzo de partido y se le puso todo de cara con el penalti y la expulsión. El 1-0 daba tranquilidad y parecía incluso que todo el mundo se conformaba con ello, aunque desde fuera dio la sensación que los de Onésimo con un punto más de velocidad podrían haber marcado antes del descuento cuando llegó ese penalti “tonto” al que el técnico visitante debe pedir más explicaciones a su jugador que al colegiado. Respecto al primero el jugador visitante cometió el error de intentar frenar a Lalo con un agarrón en el límite del área y terminó derribando dentro al jugador por lo que también fue otra acción evitable por el Écija que pagó caro sus errores.

La nota negativa las lesiones de Sastre y Sorribas. Los dos mediocentros de la SD Huesca tuvieron que ser sustituidos y habrá que ver su evolución durante la semana. Al final alegría en jugadores, técnicos, directivos y aficionados que ven más cerca el sueño de la 2ª División.

El conjunto andaluz estuvo en Huesca con su plana mayor encabezada por Rafael Gordillo, Roberto Ríos y otros ex jugadores béticos que está en la directiva del Écija y que presenciaron el choque con el medio centenar de seguidores visitantes que viajaron hasta Huesca.

La vuelta el domingo que viene y la duda es si los oscenses serán capaces de conseguir el objetivo que con el 2-0 de la ida se ha puesto de cara.

Comentarios