El PAR considera urgente la puesta en servicio de la rotonda de Puente Sardas en Sabiñánigo

El portavoz municipal del Partido Aragonés de Sabiñánigo, Pedro Grasa, ha dirigido un escrito al alcalde para que gestione ante el Ministerio de Fomento y la empresa constructora, la "adecuación y puesta en servicio urgente" de la "rotonda modificada que recoge la unión entre el Puente de Sardas con la salida hacia Yebra de Basa".

Señala en su escrito que se trata de un acceso a nivel inferior al sistema de enlaces y desvíos que se encuentra todavía en obras sobre la N-330, futura autovía A-23. Este acceso, con su propia rotonda, tiene carácter interior y directo entre Sabiñánigo, desde el Puente de Sardas, y la carretera a Yebra, evitando el paso por la transitada vía de comunicación superior.

Recuerda que “fue abierto al tráfico provisionalmente pero posteriormente clausurado de nuevo para realizar distintas modificaciones, de manera que supone un retraso en esta obra y con repercusiones negativas para los ciudadanos de Sabiñánigo y de Yebra, así como otros riesgos que ocasionan los actuales accesos.

Esta formación política ha valorado también la proximidad de la romería a Santa Orosia en Yebra, que genera miles de desplazamientos, y la ubicación del cementerio municipal junto a esa carretera, de forma que en cada sepelio, se debe circular por la N-330, cuando podría utilizarse, si las obras de esta rotonda inferior estuvieran concluidas siquiera inicialmente, un ruta mucho más lógica y en mejores condiciones en todos los aspectos, en particular de comodidad y seguridad vial.

En concreto, para tomar la carretera a Yebra debe efectuarse un rodeo por el enlace Sur de la N-330 o para llegar a Sabiñánigo desde esa localidad, desviarse hasta el enlace que procede de Aurín, con trayectos amplios y de cierto peligro, según el PAR de Sabiñánigo.

Comentarios