Prudencia en la SD Huesca ante el encuentro de vuelta en Écija

Todo el mundo en el club azulgrana coincide en señalar que tras el 2-0 de la ida el equipo está más cerca del objetivo del ascenso, pero que no se pueden lanzar las campanas al vuelo porque queda un partido de vuelta en tierras andaluzas que será muy duro y donde los locales intentarán la remontada apoyados por su afición y con un ambiente muy tenso, a tenor de las manifestaciones que ya hicieron en Huesca a la conclusión del partido los miembros de la expedición del Écija.

De hecho en los foros de internet se están empezando a leer incluso amenazas para cualquier aficionado que se desplace desde Huesca, aunque se confía en que la cosa se quede en eso y que desde luego los azulgranas no esperan un ambiente favorable y tendrán de abstraerse de ello puesto que el encuentro será muy duro.

Onésimo señalaba que “nadie piense que está todo hecho porque se equivoca. El partido allí será muy duro y nos encontraremos con un equipo que saldrá a por todas sabiendo que tiene que darle la vuelta a la eliminatoria y marcar tres goles”.

El presidente Armando Borraz indicaba también a Radio Huesca Digital que “sabemos que será duro, pero hemos conseguido un buen resultado y tenemos que aprovecharlo. Estamos a un partido y tendremos que ir a Écija a por todas y sabiendo que estamos cerca, pero no nos lo pondrán fácil seguro”.

Los jugadores no se asustan ante un ambiente hostil como seguro que habrá y que por otro lado es normal, como indicaba Lalo, autor del primer gol del Huesca este domingo: “En el campo estaremos los jugadores que somos los que tenemos que jugar. A mí no me asusta el ambiente y creo que sabemos lo que tenemos que hacer”.

En la vuelta a los entrenamientos se vivía ambiente de alegría por el resultado y de prudencia puesto que no está todo hecho todavía y estas eliminatorias son muy complicadas y se han visto cosas muy raras con resultados muy extraños y es que todo el mundo se juega mucho.

La nota negativa las lesiones de Sastre y Sorribas y habrá que esperar prácticamente hasta el fin de semana para ver si pueden jugar o no. Toda la plantilla viajará el viernes en la expedición que partirá de Huesca y que espera volver con el ascenso el lunes, aunque nadie quiere nombrar la palabra celebración hasta que no acabe el partido del domingo.

Comentarios