CHA pide "sentido común" en la ejecución del polígono industrial de Grañén

Desde esta formación política consideran que para impulsar el polígono industrial de Grañén es más razonable, adquirir los terrenos, consiguiendo subvenciones de DPH y Gobierno de Aragón, para posteriormente urbanizar y vender a un precio atractivo para competir con otros polígonos cercanos, especialmente la Plataforma Logística de Huesca (PLUS).

 

Los aragonesistas indican que el sistema urbanístico elegido por el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Grañén es conflictivo, gravoso para los propietarios ya que las parcelas saldrán a 90 €/m2 (15.000 pts), por lo que este no será competitivo. El Equipo de Gobierno olvida que estamos en un estado de derecho y de garantías, por lo que si siguen adelante “a las bravas”, lo más fácil es que los contenciosos paralicen el proyecto de polígono industrial y éste no se pueda disfrutar a corto y medio plazo.

 

El Ayuntamiento de Grañén en una demostración de falta de apoyos institucionales sin precedentes, pretende desarrollar 18 hectáreas con la única financiación de los particulares. CHA recuerda que hay ejemplos de ayuntamientos que consiguen subvenciones del 100 % para la urbanización de su polígono industrial, por ejemplo el de Sariñena, u otros como el de Barbastro que consiguieron ayudas públicas para asumir el coste total de los terrenos.

 

El sistema de cooperación elegido para parcelar y urbanizar esa Unidad de Ejecución es el menos utilizado por los ayuntamientos, sólo en situaciones excepcionales, porque el desarrollo urbanístico debe realizarse con participación, máxima conformidad e información con los afectados o interesados. Del primer proyecto en el que algunos propietarios quedaban excluidos de la parcelación se deduce el sectarismo y clientelismo con que actúa el Ayuntamiento de Grañén, con el objeto de beneficiar a los amigos y perjudicar a los que no lo son, igual de injusto supone urbanizar calles enteras y repercutir su coste sobre los propietarios de un solo lado la las mismas.

 

No se puede engañar a los vecinos diciendo que pueden vender miles de metros cuadrados a unos precios similares a PLHUS, y tampoco es defendible desde la izquierda tanto impulsar este proyecto trasmitiendo expectativas de enriquecimiento a los propietarios porque van a urbanizar a sólo 15 € m2, como al final asumir con normalidad el importante esfuerzo económico que algunos propietarios van a tener que hacer frente cuando el coste inicial se ha multiplicado por cuatro.

 

Por último CHA considera que las carísimas rotondas que se pretenden construir tanto en la carretera entre Huesca y Sariñena como en el polígono industrial, suponen una hipoteca para conseguir que el denominado Eje de Los Monegros sea una vía suficientemente rápida y transitada por los usuarios procedentes del sur de Sariñena.

Comentarios