Cartas al director: "La Quebrantahuesos"

Carlos Iglesias Estaun

Alcalde de Sabiñánigo

Escribo estos breves párrafos apenas a dos semanas de la celebración de la prueba Cicloturista Quebrantahuesos que tanto nombre y prestigio ha dado a nuestra ciudad y comarca. Los escribo cuando, parece mentira, han pasado ya casi cuatro meses desde que aquel lejano 14 de febrero, se abrió la inscripción para los 9.500 cicloturistas (8.000 en la QH y 1.500 en la TR) que el sentido común, la logística, la necesaria calidad de la prueba y la organización, de acuerdo con autoridades francesas y españolas han determinado como número máximo que permite mantener estándares de seguridad y calidad al más alto nivel.

En situaciones normales en estos momentos a 15 días de la prueba nos estaríamos preguntando si seriamos capaces de completar esos 9.500 o si nos quedaríamos al 75, 80 o como mucho al 90% de esa mágica cifra. Pero la realidad, la esplendorosa y maravillosa realidad es que a las 48 horas de abrir la inscripción ésta se cerró al agotar las plazas y a día de hoy estamos hablando de quizás 3.000 cicloturistas que estarían ansiosos de poder disputar la QH. y que se han quedado sin plaza .Mi pregunta, no sólo como alcalde de Sabiñánigo, sino como ciudadano amante de su ciudad y a su vez aficionado al ciclismo y al deporte en general es muy sencilla. ¿Nos damos cuenta en Sabiñánigo de este acontecimiento? ¿Valoramos en su justa medida el hecho extraordinario de que en 48 horas se agotara el cupo de inscripciones? ¿tenemos conciencia de lo que supone en el grado de conocimiento de Sabiñánigo esta masiva avalancha de inscripciones? Quizás un gran concierto de los Rollings en Madrid o Amaral en Zaragoza podría despertar semejante respuesta pero que ¿una prueba cicloturista despierte en 48 horas el interés al mismo tiempo en Sudáfrica, Australia, Estados Unidos, Japón, Francia, Gran Bretaña, y por supuesto en las 17 comunidades autónomas de España, y a tanto nivel que 9.500 personas quieran participar en ella y además pagando?

Es todo un acontecimiento que supone una importante inyección de riqueza, prestigio, promoción y desarrollo a nuestra ciudad y comarcas cercanas. Ha representado el auge del cicloturismo en nuestra zona y no hay que dudar que su referente y ejemplo ha animado a otras pruebas cicloturistas felizmente recuperadas, y que yo desde aquí apoyo , animo y aplaudo.

Ya se sabe que es difícil ser profeta en la tierra de cada uno y por eso creo que Sabiñánigo le debe algo a la Quebrantahuesos y desde luego en el 2010 año de su veinte aniversario debe ser el momento de entre todos conseguir una edición de lujo, en la que no puede faltar rendir un gran reconocimiento a los organizadores, patrocinadores y ciclistas homenajeados en estos veinte años, y por supuesto, a todos aquellos valientes que la hayan disputado en las veinte ediciones entonces disputadas. Desde el Ayuntamiento ya estamos trabajando para lograr resaltar esa XX edición con diversos actos conmemorativos.

Animo, adelante y todo Sabiñánigo como un solo ciudadano debemos animar , alentar y colaborar con este singular acontecimiento que ha puesto a nuestra ciudad en el punto más alto del cicloturismo mundial.

Comentarios