Los restos de los Reyes de Aragón, a punto de ser analizados

2003111919 san pedro el viejo.jpg

En esta semana, se procederá a exhumar los restos de los Reyes de Aragón, que se encuentran enterrados en el panteón real de la capilla de San Bartolomé de la iglesia de San Pedro el Viejo, con el fin de realizar posteriormente los exámenes de ADN que permitan establecer con total fiabilidad el linaje de los monarcas aragoneses y su perfecta identificación.

La exhumación se realizará de forma privada, se levantará el acta y se procederá al cierre de las tumbas. Dependiendo de cómo se encuentren los restos, se trasladarán a Zaragoza o se tomará alguna otra decisión. En esos trabajos estarán presentes una catedrática de medicina legal de la Universidad de Zaragoza, una investigadora procedente de una universidad americana, el antropólogo José Ignacio Lorenzo y la catedrática de Historia del Arte Medieval, Mª Carmen Lacarra. También acudirá el Director General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, y el Notario del Obispado, José Antonio Ruiz.

Hay que recordar que el Rey Alfonso I el Batallador reinó entre los años 1104 y 1134. Su hermano, Ramiro II el Monje fue rey desde 1134 hasta 1137, tan sólo tres años.

Con este estudio se completará el que se llevó a cabo en el año 1985. En aquel momento, se exhumaron los restos para realizar un estudio antropométrico. Los avances en medicina forense permiten ahora realizar nuevos estudios, de carácter genético, que permitiría completar lo que se inició, tanto en San Pedro el Viejo como en San Juan de la Peña donde hace ya unos cuantos años se exhumaron los restos reales allí enterrados.

Un nuevo estudio, que comenzó en 2007, gracias a un acuerdo firmado entre el Gobierno de Aragón e Ibercaja, consistía en un estudio antropológico y genético, en el que se seleccionaban las muestras de análisis, restauración, consolidación, identificación y reunificación de los restos, crear bases de datos con los resultados, realizar un estudio antropológico y paleo-patológico y otro fotográfico, análisis genético del ADN para interpretar las relaciones de parentesco, redactar informes y publicar y difundir los resultados.