48 lugares del Valle del Ebro en Ibernostrum, camino de progreso

El Ebro y la cuenca que recorre, con sus paisajes, sus gentes, sus esfuerzos y sus tradiciones, es el protagonista absoluto del Pabellón de Ibercaja en la Exposición Internacional de Zaragoza 2008. A través de un audiovisual de doce minutos de duración, se ofrece un intenso recorrido por 48 lugares distintos, que ha sido presentado por el director general de la Entidad, José Luis Aguirre Loaso, y el director del pabellón, Tomás Bonilla.

Ibernostrum, Camino de progreso, se inspira en la propia esencia del logotipo de la entidad, compuesto con símbolos del río Ebro y de la Caja. Bajo sus trazos, se accede al pasillo de entrada, un espacio luminoso y acristalado, en cuyo suelo se perciben el movimiento y los reflejos del río y cuyas paredes y techo plasman las orillas de una ribera. Todo ello envuelto en murmullos de agua, aves y viento.

Una vez en la sala central, los visitantes se instalan en las gradas situadas en dos laterales opuestos y en medio de las cuales se muestra el espectáculo, que tiene al río como protagonista y que arranca del surco azul del cauce que recorre el suelo.

En la pantalla central, de 12 x 7 metros, se muestra un recorrido visual y sonoro que, durante doce minutos, transporta al visitante por las primaverales riberas del río, el Pirineo en su apogeo invernal, los llanos de cosechas doradas o los rojos de las viñas en otoño. Desde el nacimiento a su desembocadura, el objetivo se fija en rincones sorprendentes y, sobre todo, en las gentes: en el trabajo, en fiestas y tradiciones, en la cocina o en el patrimonio y en el arte.

El rodaje se ha realizado a lo largo de un año, ya que comenzó en el verano de 2007, para tener imágenes del paso de las estaciones, y recorre diferentes localizaciones del área de influencia de la Cuenca del Río Ebro, hasta un total de 48 lugares. En la pantalla aparecen Ordesa, Aneto, Formigal, Panticosa, Monasterio de Piedra, Murillo de Gállego, Alfaro, el Ebro a su paso por Alava, Alcarrás, Moncayo, Castillo de Clavijo, San Juan de la Peña, Castillo de Loarre, Pamplona (fiestas de San Fermín), Zaragoza (fiestas del Pilar), el Ebro por Pesquera, el Ave a su paso por Calatayud y por el puente del Ebro en Osera, autopista Pamplona-Zaragoza, molinos de Maranchón y de Burgos, paneles solares en Tudela, central de Castejón, sede central de Ibercaja en Zaragoza, Sierra de Guara, embalse del Ebro en Cantabria, Biescas, Daroca, Gallocanta, vendimia en San Vicente de la Sonsierra, bodegas del Marqués de Riscal en Elciego (de Frank Gehry), el Ebro a su paso por Burgos, bodegas de Ysios en Labastida (de Santiago Calatrava), Mallos de Riglos, pantano del Gállego, bosque de Irati, Orbaizeta, cañones del Ebro y Ruidrón, Haro, Belchite, Seo de Lérida, Molina de Aragón, Teruel, Logroño, Fontibre, embalse y delta del Ebro, San Carlos de la Rápita y Zaragoza.

El audiovisual se proyecta en una pantalla de doble cara, que está suspendida sobre una maqueta gigante de la cuenta del Ebro, sobre la que unos focos reflejan distintas concentraciones de colores que prolongan la sensación visual de los planos cinematográficos.

El diseño y montaje del Pabellón ha sido obra de Macua y García Ramos y el audiovisual lo ha producido I+D+C Producciones, bajo la dirección de Alberto Esteban. La música ha sido compuesta por Káelo del Río y es interpretada por la Orquesta Sinfónica de Bratislava, dirigida por David Hernando. Por otro lado, los textos que acompañan la proyección son de la escritora aragonesa Magdalena Lasala.

El pabellón se encuentra en el edificio reservado a empresas y ONGs, en el extremo más oriental del recinto de Ranillas, frente al acuario fluvial y muy cerca de los pabellones de España y de Aragón. Tiene una dimensión de 807 metros cuadrados y los accesos están en la fachada oeste del edificio. Todos los materiales elegidos para la construcción lo han sido por su condición de reciclables y, por supuesto, es accesible a minusválidos.

Ibernostrum, Ibercaja, con Expo Zaragoza, 2008

Como se sabe, Ibernostrum es el nombre genérico de la programación de Ibercaja a propósito de Expo Zaragoza y va mucho más allá de la presencia en el recinto de Ramillas, programación de la que ya disfrutan miles de aragoneses y visitantes.

Desde el pasado 30 de abril, está abierto el Museo Ibercaja Camón Aznar de Zaragoza (MICAZ), el segundo museo en obra de Goya expuesta después del Prado y el único que ofrece toda la obra gráfica del pintor. Numeroso público está visitándolo cada día, igual que ocurre con las tres excepcionales exposiciones diseñadas para todo el periodo Expo: “Encrucijada de culturas”, en La Lonja; “Del Ebro a Iberia”, en el MICAZ, y “Del futuro al pasado”, en Ibercaja patio de la Infanta”.

Como se sabe, la implicación de la entidad con la muestra arranca desde los inicios del proyecto y tuvo su punto determinante con la adquisición de los terrenos de Ranillas, en 2004, seis meses antes de que la ciudad fuera designada sede de la muestra. Ibercaja es socia en el primer nivel de patrocinio y artífice de la tarjeta Ibercaja Fluvi, soporte de las entradas y de varios servicios ciudadanos como el autobús urbano, así como de los puntos del Programa de desarrollo sostenible.

Comentarios