El Departamento de Medio Ambiente y SEO/ Bird Life colaboran en el proyecto educativo “Aves y Clima”

El programa europeo “Aves y Clima” pretende concienciar a los más jóvenes sobre el cambio climático y crear una base de datos común sobre indicadores fenológicos de aves, plantas e insectos para aportar argumentos sobre el proceso de cambio climático. El Departamento de Medio Ambiente colabora con la organización SEO/ Bird Life, que lidera el proyecto europeo, para desarrollar el programa en Aragón, y que incluirá la presentación del Atlas Aves y Cambio Climático, la edición de material divulgativo y 35 charlas en centros escolares

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, acompañada por el delegado de SEO/Bird Life en Aragón, Luis Tirado, han dado a conocer los detalles de esta iniciativa de educación ambiental que cumple un doble objetivo: sensibilizar a los más jóvenes y a la comunidad educativa sobre el fenómeno del cambio climático y colaborar en la conservación de la biodiversidad. Sevilla ha destacado “la importancia de la educación ambiental como una de las herramientas más eficaces para actuar frente al cambio climático”, consiguiendo de este modo “ser conscientes de que es un problema de todos y que cada uno de nosotros puede actuar”.

Esta iniciativa se enmarca en el programa “Aves y Clima”, proyecto desarrollado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y SEO/ Bird Life en España. En Aragón el programa incluye la presentación del Atlas Aves y Cambio Climático , la edición de material de sensibilización, así como 35 charlas en centros escolares y en Centros de Profesores y Recursos.

Proyecto europeo Spring alive

Spring Alive es un proyecto europeo que elabora una base de datos fenológica que reúne la información sobre los movimientos migratorios primaverales de cuatro especies de aves comunes y fácilmente identificables (Cigüeña Blanca, Cuco Común, Vencejo Común, y Golondrina Común), a partir de las observaciones hechas por niños de toda Europa.

El procedimiento es muy fácil: El observador busca estas aves y cuando ve alguna de ellas, se registra y anota sus observaciones en la web del programa: http://www.springalive.net/.

Al registrar las observaciones sobre el retorno de estas aves en primavera, se participa en el mayor evento europeo de observación primaveral de aves y se contribuye al conocimiento de las variaciones anuales en su migración. Gracias a estos datos será posible comprobar las diferencias en las fechas de llegada año tras año y ver cómo influyen en ellas distintos factores (como por ejemplo los cambios meteorológicos). Al acumular la información recogida a series de observaciones fenológicas más amplias que permitirán estudiar los posibles efectos del cambio climático en Europa.

Además, al participar en este proyecto, los observadores voluntarios pueden conocer mejor a las aves y su comportamiento y además asociarse y participar en otros proyectos que promueven su conservación.

Comentarios