Los “impostores” de la Quebrantahuesos

VI Rally Fotográfico de la Quebrantahuesos

La organización de la Quebrantahuesos tendrá que tomar medidas para próximas ediciones. En esta de 2008 ha nacido la figura del “impostor”. Roberto Iglesias, presidente de la Peña Edelweis en la entrega de premios hacia un llamamiento a los participantes indicando que “lo que no se debe hacer se ha hecho”. Iglesias explicaba que en el Hospital de Pau había un ciclista ingresado “y no sabemos quién es ya que su identidad no corresponde con el corredor inscrito”. El presidente del Club organizador ha declarado a Radio Huesca que "denunciaremos a los impostores"

El fenómeno de la Quebrantahuesos, prueba ciclista de 205 Km que recorre los míticos puertos de Somport, Mari Blanque, Portalet y Hoz de Jaca, ha traspasado casi todos los limites. La fiebre por participar en la prueba e incluso alcanzar la “gloria” ha llevado a muchas personas a suplantar la identidad de personas y a realizar acciones que una vez finalizado el evento la organización no llega a comprender.

Radio Huesca Digital ha podido saber que además del ciclista accidentado que participaba con el dorsal de otra persona, se han producido casos que llaman poderosamente la atención.

La Quebrantahuesos ha dejado casos muy concretos

Dos participantes con un único Chip-Dorsal . Uno realizando 100 km desde Sabiñanigo a Mari Blanque y otro desde la cima de este puerto hasta Sabiñanigo. Resultado entrar en meta en los primeros puestos.

La organización esta estudiando y comprobando si la identidad del segundo clasificado (oficial) corresponde con la realidad. Todo hace pensar, que Julián Landa que figura como segundo no participó en la prueba y otro ciclista utilizó su dorsal. Lo mismo ocurrió con el ciclista que entraba en meta segundo pero que indicó a la organización que no le diesen validez ya que él había utilizado la inscripción de un amigo y aparecía su nombre.

Corredores que no salen desde Sabiñanigo y que su Chip lo lleva algún compañero o “amigo” hasta puntos concretos del recorrido donde les espera para realizar el resto de la prueba.

Corredores que, sin dorsal, se integran a la prueba utilizando toda la estructura de la prueba.

Todos estas “piraterías” han ido ganando adeptos debido a varias cuestiones. La principal: cerrarse en 8.500 el número de participantes lo que ya provocaba el año pasado la venta por Internet de dorsales.

Comentarios