Jamones "Alto Aragón" obtiene dos exigentes certificados internacionales en calidad alimentaria

La empresa barbastrense, Jamones “Alto Aragón” ha obtenido recientemente la certificación de su centro productivo de El Grado bajo los requisitos de las normas técnicas BRC e IFS, las cuales recogen las máximas exigencias en materia de seguridad e higiene alimentaria. Estas normas incluyen un sistema de gestión de la calidad basado en garantizar la higiene y seguridad alimentaria abarcando controles específicos sobre aspectos del producto, sobre el entorno de la fábrica, sobre los procesos que intervienen y sobre el personal de la empresa.

Los responsables de Jamones "Alto Aragón" valoran muy positivamente la obtención de estos certificados ya que suponen un instrumento de gran utilidad para cumplir con las demandas actuales del mercado basadas en garantizar la seguridad de los alimentos, el acercamiento sistemático a la prevención o reducción de posibilidades de tener alimentos inseguros, el cumplimiento con las obligaciones legales y de protección al consumidor y la eficiencia en todas las fases de la cadena de suministro.

La Norma BRC - Global Standard Food, ha sido desarrollada por el consorcio de distribuidores y minoristas británicos (British Retail Consortium). Tiene como objetivo asegurar que sus proveedores cumplen con unos requisitos que garantizan la seguridad y legalidad de los alimentos. Esta Norma define 4 tipos de requisitos diferentes, Fundamentales, Críticos, Mayores y Menores, y en función del número de requisitos incumplidos se establecen 4 niveles ,A, B, C, D.

La norma IFS - International Food Standard, ha sido desarrollada por la Federación Alemana de Detallistas y la Federación francesa de empresas detallistas y de distribución , y es la que deben cumplir los proveedores de producto para las distribuidoras y grandes superficies de Francia y Alemania. Su objetivo es verificar la capacidad de un proveedor para suministrar productos seguros conforme a las especificaciones y a la legislación vigente. Esta Norma está fundamentada en diferentes Requisitos (KO, de nivel básico y de nivel superior) y recomendaciones.

Jamones "Alto Aragón" ha superado ambas auditorias logrando el máximo nivel establecido en dichas normas (nivel A en IFS y nivel superior en BRC), demostrando seguir apostando por la calidad y seguridad alimentaria como objetivo prioritario de la empresa. Asimismo, ya se han iniciado trámites para afrontar la homologación para la exportación a países como Estados Unidos y China. El próximo objetivo de la empresa es la implantación y certificación de un sistema de gestión medioambiental basado en los requisitos de la Norma internacional ISO 14000.

Jamones “Alto Aragón” cuenta en la actualidad con dos centros productivos situados en Barbastro y El Grado. Produce más de 800.000 jamones anuales y cuenta con unos 20.000m2 de superficie productiva. Como proyecto a medio plazo ya se valora la posibilidad de ampliar las instalaciones de El Grado en unos 8.000 m2 más, dedicados a aumentar la capacidad productiva y a renovar la fase final del proceso, bodega, deshuese, envasado y expedición.

La empresa del mismo grupo, Julián Mairal S.L., realiza las labores comerciales para lo cual cuenta con un almacén de distribución y también con una fábrica de embutidos recientemente renovada en Barbastro. La plantilla actual del grupo la forman más de 70 trabajadores. También cuenta con una pequeña bodega en El Grado, Bodega Mipanas, dedicada a la elaboración de vinos de alta calidad y producción limitada dentro de la D.O. Somontano.

Comentarios