El voto de calidad del alcalde de Benasque mantendrá el litigio con Aramon

El consistorio de Benasque mantendrá el recurso de litigiosidad que mantiene abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) contra el holding Aramon por la explotación de unas parcelas del valle.En el pleno, socialistas (3 ediles) y progresistas (1) contaron con el voto del concejal del PP y consiguieron empatar a votos con los cinco ediles del PAR. Pese a las tablas, el alcalde de la localidad, el aragonesista José Ignacio Abadías Mora hizo valer su voto de calidad para desempatar y echar por tierra las pretensiones de la oposición.

Los socialistas de Benasque, según informa El Periódico de Aragón, han anunciado que estudiarán la ley para ver si un edil regionalista estaba en potestad de ejercer su derecho. En caso de no ser así, recurrirán la decisión del pleno que quedará inmediatamente anulado

.

Para los socialistas, la postura tomada por el gobierno municipal "va en contra de los intereses del valle", ya que la empresa Fomento y Desarrollo pese a estar englobado dentro del hólding, es producto del esfuerzo de los vecinos para intentar sacar un modelo económico de futuro y sostenible para los habitantes del lugar. "Todos nos hemos criado junto a la estación y evitar nuevas inversiones y su desarrollo sería su fin y el del valle" indicó Aventín.

EL CONFLICTO

En abril de este año el Juez rechazaba la petición del ayuntamiento de Benasque para anular proyecto reparcelación en Cerler promovido por Aramón.

El Juzgado de lo Contencioso de Huesca estimaba la demanda interpuesta por la sociedad Fomento y Desarrollo de Benasque (actualmente Aramón) contra una resolución municipal del 24 mayo de 2007 que declaró "litigioso" el proyecto de reparcelación de unos terrenos ubicados en la estación de Cerler que proyecta desarrollar Aramón. Contra la sentencia cabía interponer recurso de apelación

La demanda fue presentada por los promotores de la operación urbanística proyectada en Cerler (Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque – ahora Aramón) contra el Ayuntamiento de Benasque, cuyo acuerdo anula la resolución judicial, y un grupo de vecinos de la localidad que exigen la reversión de los terrenos afectados en la jurisdicción civil.

El acuerdo anulado por el juez de lo Contencioso de Huesca fue aprobado en julio de 2006 por el Ayuntamiento de Benasque, que diez meses después decidió declarar la "litigiosidad" del proyecto de común acuerdo con los vecinos que instan la reversión de dichas parcelas.

En sus razonamientos jurídicos, el responsable judicial rechaza las causas de "inadmisión" del recurso alegadas por los demandados y entiende que el Consistorio de Benasque está condicionado por el acuerdo de parcelación que aprobó previamente.

Rechaza, asimismo, que la jurisdicción civil a la que han recurrido los vecinos demandados para reclamar la reversión de los terrenos que cedieron en 1968 para el desarrollo de Cerler, invalide el recurso de los demandantes.

Este órgano judicial rechazó el pasado mes de enero los argumentos presentados por estos antiguos propietarios para reclamar la devolución de los terrenos ante un supuesto incumplimiento de contrato que firmaron 1968.

Los demandantes reclamaban la reversión de la propiedad del suelo destinado a favorecer la ampliación de Cerler, tanto del ya urbanizado como del aún sin utilizar, o el pago de su valor actual, alrededor de 84 millones de euros.

La representación legal de los afectados alegó, en el juicio que se celebró en Boltaña por estos hechos a mediados del pasado mes de noviembre, que el contrato suscrito para la venta de estos terrenos "a un precio simbólico" fue incumplido al no serles pagado el valor del 10 por ciento de la superficie urbanizada.

En respuesta a estas alegaciones, el letrado de Aramón argumentó durante la vista celebrada en Boltaña que dicho contrato, suscrito con la entonces sociedad gestora de Cerler, no incluía ninguna referencia al 10 por ciento reclamado por los antiguos propietarios.

Añadió durante la vista que Aramón asumió, sin embargo, el "compromiso moral" de pagar ese porcentaje sobre nuevas urbanizaciones, opción que no se había llevado a cabo debido a la negativa del Ayuntamiento de Benasque a aceptar las peticiones de urbanización realizadas.

Comentarios