Tráfico intensifica la vigilancia en las carreteras para el verano

accidente , autovía Huesca -Zaragoza , 1 muerto ,

Desde este fin de semana con la llegada del 1 de julio comienza el desplazamiento masivo de vehículos por las carreteras con motivo de las vacaciones estivales. Aunque será con la llegada de agosto cuando se incremente de manera considerablemente esos desplazamientos, Tráfico pone en marcha la operación especial que tendrá lugar durante dos meses con mayor y menor intensidad, especialmente durante los fines de semana donde el tráfico será más considerable.

En la provincia de Huesca es posible que este año se añada un punto más de intensidad de visitantes con motivo de la Expo de Zaragoza y que muchos visitantes aprovechen el desplazamiento a la capital aragonesa para conocer el resto de Aragón y especialmente el Pirineo.

Entre los problemas serán los habituales en estos casos, si bien la buena noticia es la apertura próximamente de la variante de Monzón en la N-240 lo que evitará las retenciones que se producen en esa zona cuando el tráfico se intensifica.

Comienza el verano con datos positivos como el descenso de la accidentalidad en los primeros seis meses de 2008. En la provincia de Huesca se ha reducido en un 13% lo siniestros en las carreteras altoaragonesas y en España el porcentaje llega al 20%.

En el Alto Aragón el dato negativo es que los fallecidos han aumentado de forma importante con 17 muertos en lo que llevamos de año por 9 fallecidos en el mismo periodo de 2007, si bien desde la Jefatura Provincial de Tráfico se insiste en señalar que las estadísticas en la provincia no son muy relevantes si las comparamos con el resto de España por número de vehículos que transitan por la red viaria, aunque está claro que se trabaja para la disminución de la siniestralidad y muertos en las carreteras.

Por lo demás se confía en que sea un verano tranquilo y que lo fundamental es seguir teniendo claro que hay que tres factores principales que influyen en la accidentalidad como son la velocidad, alcoholemia y la distracción.

Comentarios