Los nuevos polígonos de Huesca, el 41 y el antiguo Cuartel de Artillería tendrán contenedores soterrados

La zona, todavía en obras de urbanización, del antiguo Cuartel de Artillería, cuenta ya con los contenedores de basura, que irán soterrados, dispuestos en una parte del solar, esperando ser colocados. En total, se trata de 6 islas de 4 contenedores soterrados cada uno. Los contenedores serán de envases, cartón, vidrio y resto.

En total, son 24 contenedores los que se dispondrán en este nuevo polígono, por parte de GRHUSA. En el proyecto de urbanización del mismo ya se exigía que el terreno quedase preparado para ubicar este tipo de contenedores de basura, que quedarán completamente precintados hasta el momento en que haya gente viviendo en los nuevos edificios que deberán construirse.

En el polígono 41 de Huesca, justo al lado del antiguo Cuartel de Artillería, también existen preparados los agujeros, listos para poner los contenedores y empezar a usarse cuando la ocupación del polígono así lo exija. Allí se ubicarán 30 contenedores más. En este caso serán 5 islas de 6 contenedores cada uno: tres contenedores serán de "resto", y los demás, de envases, cartón y vidrio.

Éstas son las dos únicas zonas de Huesca donde el proyecto de urbanización ya especificaba la necesidad de disponer de contenedores soterrados. Los dos últimos polígonos que se construyeron, el 29 y el Puerta del Pirineo, no cuentan con este tipo de infraestructuras.

Por otro lado, GRHUSA, la empresa encargada de la gestión de los residuos en Huesca, está a punto de recibir un equipo para lavar los contenedores de carga lateral, que va ubicado sobre un camión al que se alza y, con un sistema de rodillos, el contenedor se limpia por dentro y por fuera. En breve, los oscenses podrán comprobar cómo, un camión recogerá las basuras de los contenedores para que queden vacíos y, tras él, irá el camión en el que se lavarán. Se trata de un sistema pionero que también permitirá proceder tan sólo al lavado exterior, por ejemplo para los contenedores de cartón y papel.

Comentarios