El Consejo de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Monzón, actualiza la Ordenanza contra la contaminación acústica y la de tenencia de animales

El Consejo Sectorial de Medio Ambiente, órgano consultivo del Ayuntamiento Monzón, emanado del Reglamento de Participación Ciudadana, ha dado el visto bueno martes a la adecuación de la Ordenanza contra la Contaminación Acústica y la de Control y Tenencia de Animales a las nuevas decisiones legislativas estatales.

Por otro lado, se ha pronunciado sobre aspectos puntuales de ambas con repercusión directa en el ámbito local, estos son:

Ruidos. El procedimiento para declarar una zona acústicamente saturada se ha simplificado. Sigue siendo preceptivo el informe previo, pero la tramitación se aligera, en cuanto hay quejas reiteradas y pruebas fehacientes de superación de los niveles de ruido permitidos. En la ciudad, tienen la consideración de zonas acústicamente saturadas el centro urbano, donde no tienen cabida más bares musicales, y el entorno de la vía del tren, lo que obliga a RENFE a instalar pantallas.

Horario de trabajo. La Ordenanza contra la Contaminación Acústica no permite los trabajos ruidosos antes de las 8 de la mañana de lunes a viernes y de las 10 los sábados. Haciéndose eco de una petición de ciertos empresarios, principalmente constructores, el Consejo dio el visto bueno a adelantar esos horarios: media hora en el primer caso a las 7.30 de la mañana y una en el segundo, a las 9.

Animales. Se han refundido la Ordenanza de Control y Tenencia de Animales y la de Control y Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos.

No están permitidas las explotaciones domésticas dentro del casco urbano y se regula la gestión de los cadáveres, asimismo, el Consejo respaldó la propuesta de prohibir la celebración de espectáculos en el término municipal de Monzón en los que intervengan animales que aparezcan en el catálogo CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

Prácticamente, la filosofía del CITES descarta los animales de circo más conocidos: leones, tigres, elefantes, osos, monos… Es más, el movimiento “Circo sin Animales”, vinculado a la CITES, tiene como objetivo lo que su propio nombre indica.

El concejal delegado de Medio Ambiente, Miguel Aso, ha declarado que los grupos del equipo de gobierno han querido ir más allá en la protección del trato de animales, y de ahí la inclusión de esta prohibición en la modificación de la Ordenanza.

Comentarios