El Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza impulsan medidas de apoyo a la intervención familiar

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, y el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, han firmado un convenio de colaboración que tiene como objeto impulsar medidas de apoyo a la intervención familiar en Aragón. El Departamento de Servicios Sociales y Familia aportará un global de 36.000 euros para el desarrollo de estas acciones a lo largo de este año y el próximo.

El presente convenio recoge, por un lado, la celebración de actuaciones de carácter formativo. En este capítulo destaca la impartición de la segunda edición del Máster en Intervención familiar sistémica, que es la parte fundamental de este convenio. En la primera edición han participado 30 titulados de grado medio o superior (psicólogos, trabajadores sociales, médicos, educadores sociales o maestros, entre otros). Su objetivo primordial es capacitar a profesionales especialistas en terapia familiar y en intervención sistémica, que consiste en el estudio de los problemas no sólo desde el individuo sino también en relación con su familia y su entorno. Asimismo, entre las actuaciones de carácter formativo también se recoge la coordinación de prácticas en esta materia para los alumnos del Máster en distintas entidades públicas y privadas.

También se van a desarrollar seminarios y actuaciones sobre intervención familiar y terapia de familia), se quiere consolidar un fondo bibliotecario en la Escuela Universitaria de Estudios Sociales, sobre la Terapia de Familia y, además, se facilitará a la Dirección General de Familia información sobre las publicaciones que se editen sobre la Intervención Familiar y se le asesorará en la elaboración de los programas que se vayan a elaborar relacionada con la intervención familiar.

Los problemas tratados a través del proceso de intervención familiar no suelen evolucionar a formas más controvertidas de resolución, evitando y previniendo, en muchas ocasiones, cuadros familiares de malos tratos. Con todo, hay que resaltar que la intervención sobre familias complejas necesita, forzosamente, profesionales altamente cualificados que posean los conocimientos adecuados para comprender y, por tanto, ayudar a aquellas unidades familiares que necesiten estabilizar y solucionar sus relaciones emocionales. Por todo esto es por lo que se ha establecido un marco de actuación conjunta entre el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza, favorable al desarrollo de la terapia de familia como una forma de intervención que ha demostrado ser una garantía de respuesta a la solución de conflictos familiares.

Comentarios