‘Nature Medicine’ publica el estudio de López-Otín en ampliar la vida de los afectados por envejecimiento prematuro

El serrablés Carlos López-Otín y su equipo de la Universidad de Oviedo en Asturias ha conseguido ampliar hasta un 80 por ciento la vida de ratones con trastornos de envejecimiento prematuro. De esta manera se consigue un avance en “el tratamiento efectivo para corregir enfermedades de envejecimiento acelerado, como la progeria, una rara y demoledora patología”, ha manifestado el propio Carlos López Otín, que la semana pasada en declaraciones a Radio Sabiñánigo señaló que “ siendo una devastadora enfermedad, se podrá conseguir para las familias y los afectados que estos puedan vivir un poco más y pasar el periodo de la adolescencia y los 20 años, ya que se lo merecen”.

El tratamiento se basa en una combinación de fármacos que se ha utilizado ya en el cáncer y enfermedades cardiovasculares. Las estatinas son los fármacos más utilizados para tratar el colesterol y los aminobisfosfonatos se emplean en ciertos trastornos óseos.

Probada la seguridad de estos fármacos y su combinación en humanos, los resultados del trabajo obtenidos en ratones de laboratorio podrán probarse en los pacientes de esta enfermedad, cuya esperanza de vida es menor de 20 años, para los que no existe tratamiento.

El estudio no sólo es clave en estos pacientes, en los que aparecen de forma precoz síntomas del envejecimiento como la osteoporosis, la pérdida de grasa cutánea y pelo o los fallos cardiovasculares, sino que puede ampliar el conocimiento sobre el envejecimiento normal. Los resultados pueden así emplearse en estudios sobre cómo retrasar o aliviar los síntomas durante el proceso natural de cumplir años.

Los resultados del estudio, que se publica en la edición de la revista ‘Nature Medicine’ y que será portada en la edición impresa, de este lunes darán lugar a un ensayo clínico realizado por Nicolás Levy del Hospital Infantil La Timone en Marsella y que incluirá a los pacientes europeos de estas patologías.

En un trabajo anterior también publicado en ‘Nature’, el equipo del sabiñániguense mostraba que el envejecimiento acelerado en ratones con alteraciones en la envuelta nuclear se asociaba con la activación anómala de mecanismos de protección frente al cáncer. Los investigadores también demostraron que el envejecimiento patológico podía revertirse mediante estrategias de modificación genética.

Comentarios