El Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña exhibe la obra de José Manuel Broto hasta el mes de octubre

El viceconsejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, ha inaugurado la exposición “Broto, Cristal” en el claustro del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña, muestra que reúne hasta el próximo mes de octubre 32 obras en gran formato de tintas sobre papel del pintor zaragozano José Manuel Broto. La inauguración ha contado con la presencia del artista y con la de la comisaria, Dolores Durán.

 

Se trata de un conjunto de impresiones digitales de 200 por 100 centímetros que forman parte de un grupo de bocetos o ideas que Broto ha desarrollado como trabajo previo de un proyecto de vidrieras para una capilla. Según el propio autor son “ideas de luz” que ha trabajado con el ordenador de principio a fin, lo que les confiere una nueva dimensión cromática y una gran espectacularidad.

 

En opinión de Javier Callizo, “la exposición es un excelente motivo para conocer el Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña o para volver a visitarlo, ya que estamos hablando de un emplazamiento que desde que se inaugurara tras la ambiciosa rehabilitación impulsada por el Gobierno de Aragón no ha dejado de crecer en visitantes y oferta de servicios”. Callizo ha añadido que el claustro del Monasterio que ocupa ahora la muestra de Broto “está llamado a ser un espacio de referencia para el arte contemporáneo aragonés, nacional e internacional, como ya ha ocurrido con las exposiciones organizadas hasta la fecha y sucederá con las que estamos preparando”.

 

José Manuel Broto (Zaragoza, 1949) comenzó a pintar composiciones neofigurativas, pero pronto se decantó por el informalismo. A principios de los años 70 se trasladaba a Barcelona, donde con un grupo de creadores e intelectuales puso en marcha la revista Trama que daba origen al grupo del mismo nombre, impulsor de numerosas actividades hasta su disolución a finales de los 70- y la publicación literaria Diwan. Broto es uno de los mayores exponentes de la llamada pintura-pintura y uno de los artistas que más ha reivindicado la abstracción frente a la figuración y al arte conceptual. La importancia concedida al vacío o el uso de gamas cromáticas intensas que crean multitud de contrastes son características presentes en toda su obra. Otra faceta de su trabajo más reciente es el uso del ordenador como paleta de pintor.

 

José Manuel Broto es uno de los artistas aragoneses con mayor reconocimiento internacional. Ha realizado innumerables exposiciones, tanto individuales como colectivas, y su obra está presente en los principales museos y colecciones nacionales e internacionales. En la actualidad reside y trabaja en París y Mallorca.

 

Entre los reconocimientos que ha recibido destacan el Grand Prix du Salon de Montrouge (1988), Premio Nacional de Artes Plásticas (1995), Académico correspondiente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis y Premio Nacional de Bellas Artes (1996), Premio ARCO de la Asociación de Críticos (1997), Premio Aragón Goya de Grabado y Medalla de Oro de la Ciudad de Zaragoza (2003

Comentarios