Las visitas a los ibones pirenaicos cerraron las Jornadas "Montaña de Piedra, Montaña de Agua"

La Jornada de la Tribuna del Agua “Montaña de Roca, Montaña de Agua” que se ha celebrado durante este fin de semana ponía el punto y final con una visita a los ibones de Sabocos y Baños. Durante las jornadas se han presentado los resultados de un estudio realizado en estos dos ibones del Pirineo en el que se pone de manifiesto el deterioro medioambiental que el hombre ha producido en estos sistemas tan sensibles a la actividad humana.

Las condiciones adversas de la climatología impidieron que se llevase a

cabo la visita e inmersión acuática que estaba prevista realizar durante la

la jornada de este domingo en el Ibón de Sabocos, por lo que los participantes en la Jornada adelantaron a la visita al Ibón de Baños, en el Balneario de Panticosa. En él se han llevado a cabo demostraciones de inmersiones acuáticas por parte de miembros de la Federación Aragonesa de Actividades Subacuáticas (FARAS), y se han tomado muestras de agua para analizar.

Expertos en ibones, en geología, en medio ambiente,... se reunían este sábado en Huesca, en el Palacio de Congresos, en una jornada técnica titulada "Montaña de roca, montaña de agua", perteneciente a la Tribuna del Agua de la Exposición Internacional de Zaragoza. Una de las conclusiones que se puede obtener de lo allí apuntado es que "no hay que alarmarse pero sí hay que reconocer que el impacto del ser humano en los ibones pirenaicos es un hecho".Adolfo Palacio, participante de la Tribuna del Agua, afirma que merece la pena prestar atención a la conservación de los ibones, porque son un ecosistema único. Apunta que se han visto afectados por obras hidráulicas, eléctricas y por el propio uso que les dan los excursionistas.

Comentarios