Cruz Blanca en Huesca ampliará el número de residentes en otoño

Gobierno de Aragón y Cruz Blanca firmaban en la mañana de este lunes un convenio de colaboración para financiar con 300.000 euros el final de las obras de su nueva sede en el polígono 41. Son 42 los residentes de la antigua Casa Familiar; el número aumentará tras el verano, ya que el nuevo edificio (cuya inauguración será el 2 de octubre) tendrá capacidad para casi 90 residentes.

El hermano Juan Vela apunta que se está en la recta final de las obras, ultimando el ajardinamiento exterior y la limpieza del edificio. Se iniciará pronto el traslado.

Vela anuncia que en otoño, una vez que la comunidad esté asentada en el nuevo edificio, se procederá a ampliar el número de residentes. Hay mucha demanda de plazas.

El consejero de Política Territorial del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, incide en la nueva realidad existente en la Cruz Blanca en Huesca, porque hace unos pocos años se estaba en la situación de tener que cerrar su Casa Familiar y ahora se está a punto de estrenar unas nuevas instalaciones. Silva reafirma el compromiso financiero del Ejecutivo autónomo con esta comunidad.

NUEVO CENTRO

Las nuevas instalaciones ocupan una superficie de 6.032 metros cuadrados, de los que más de 5.600 son construidos. Con ellas se pretende atender, de forma integral y residencial, a casi 90 personas en situación de vulnerabilidad social por sus problemáticas de enfermedad, discapacidad, problemas de adicciones, sida o salud mental, entre otras.

El nuevo edificio dispone de tres plantas destinadas a habitaciones con un total de 66 de las que 18 son dobles, todas ellas adaptadas para personas en situación de dependencia. Dispone, además, de dos aulas para actividades y manualidades, sala de informática, fisioterapia, biblioteca y un pabellón multiusos para albergar todo tipo de actividades culturales, sociales y deportivas, entre otros servicios. Se ha acondicionado también el exterior con una pista deportiva y jardines para la realización de prácticas al aire libre.

Está previsto que se trasladen a este nuevo centro los 42 residentes de la antigua Casa Familiar y que se ocupe el resto de plazas a partir de septiembre.

Comentarios