CHA muestra su satisfacción ante la extinción de los saltos hidroeléctricos de Fiscal, Jánovas y Escalona-Boltaña

 

 

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro anunció hace un año que era inminente la extinción de las concesiones de los saltos hidroeléctricos de Fiscal, Jánovas y Escalona-Boltaña, en manos de Endesa Generación. Ha sido con un año de retraso sobre esta previsión, y siete años después de que el embalse de Jánovas fuera descartado por su Declaración de Impacto Ambiental negativo, cuando el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de una Orden Ministerial de 16 de junio de 2008 ha dado el paso que “nos llena de satisfacción a los que hemos considerado que el descarte del proyecto de embalse sólo era un paso para conseguir el verdadero objetivo: la restitución de todas las propiedades a sus antiguos dueños”.

 

Javier Mur, coordinador del Rolde de Política Hidráulica de CHA, asegura que “vamos a estar vigilantes para que por una vez la administración sea diligente, generosa y sensible con unos expropiados que han tenido que soportar un largo calvario, papel vigilante que debe tener también la Comarca de Sobrarbe, cuyo actual Equipo de Gobierno PSOE-CHA se comprometió a reivindicar la publicación en el BOE de la extinción de la concesión hidroeléctrica de Jánovas, así como la reversión de propiedades a sus antiguos propietarios, con la consiguiente puesta en marcha de un Plan de Restitución y Desarrollo Sostenible para la zona y, vinculado a ello y en colaboración con el Gobierno de Aragón, la elaboración de un estudio que dé solución al desierto demográfico del Valle de La Solana”.

 

Javier Mur considera muy importante que la reversión de las propiedades llegue a quienes fueron expropiados y también a quienes “vendieron” a la concesionaria, entonces Iberduero ahora Endesa, igual importancia tiene que con el comienzo del proceso de reversión se despejan las dudas que existían sobre el futuro de esta zona del valle del Ara, que deberá contar con un Plan de Restitución que tenga en cuenta el perjuicio y coste de expectativas o lucro cesante, para que cuanto antes sus pueblos tengan vida en sus calles y sus casas.

Comentarios