Quince rescates, con dos fallecidos, en el Pirineo aragonés este fin de semana

El fin de semana ha sido de intenso trabajo para los efectivos de rescate y asistencia en montaña de la Guardia Civil por los numerosos siniestros que se han producido. Ha sido especialmente dramático por la muerte de dos excursionistas, naturales de Jaca y Villamayor, y dos heridos graves en la zona de Balcón de Pineta. A esto se une el fallecimiento de otra montañera de Jaca en la zona de Tarbes ( Francia ).

Los sucesos más graves se producían en Panticosa y Aísa. Por un lado, se producía la muerte de un montañero, E. D. T. L. de 46 años de edad, que caía 50 metros de altura en el paraje conocido como Garmonegro, en Panticosa; era natural de Jaca y vecino de Santa Marta de Tormes, Salamanca. Por otro lado, moría otro montañero al caer en la Cresta de los Murciélagos, en el pico del Aspe (Aísa); se trata de F. T. E., de 39 años de edad, vecino de Villamayor (Zaragoza). A esto hay que añadir una tercera fallecida en la zona francesa de Tarbes, R.C.G., natural de Jaca y vecina de Sabiñanigo.

Jesús Aznarez, responsable del Grupo de rescate de la Guardia Civil de Jaca, ha indicado que ha sido un fin de semana de mucha actividad, con quince rescates, con tristes resultados, ya que fallecían dos personas y otras dos resultaban heridas graves.

Aznarez ha vuelto a recomendar prudencia a la hora de salir a la montaña, especialmente en esta época estival en la que muchas personas realizan senderismo, montaña ó barranquismo. Jesús Aznarez ha indicado que en alta montaña las crestas están peligrosas por las últimas tormentas, mientras que para realizar descenso de barrancos ó senderismo las condiciones son muy buenas.

Comentarios