Biel: "La reducción de la deuda de la Comunidad que hemos logrado estos años nos permite margen de maniobra en los presupuestos de 2009"

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, ha comentado que la reducción de la deuda de la Comunidad lograda en los últimos nueve años gracias al gobierno PSOE-PAR (se ha pasado de un 5,1 por ciento del Producto Interior Bruto al 3,6 actual) va a permitir tener “margen de maniobra” a la hora de elaborar los presupuestos para el año próximo. Y eso a pesar de las mermas en algunas recaudaciones que ya han empezado a notarse este año como es el caso de las Trasmisiones Patrimoniales o los Actos Jurídicos Documentales . Biel ha comentado que el presupuesto aumentará un 4,99% a pesar de la crisis económica que se está detectando en Europa y ha desvelado que habrá un “importante aumento” en el departamento de Servicios Sociales para que el sector al que dirige sus actuaciones no note la recesión económica, y en Medio Ambiente. Además, habrá un alto nivel presupuestario en Educación o Salud.

Biel, que ha comparecido ante la prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, ha asegurado que el Ejecutivo está trabajando para paliar la crisis que Aragón notará “principalmente después de la Expo” y ha apostado por generar obra pública y lograr que los empresarios privados sigan invirtiendo.

Que se tenga en cuenta la despoblación

El vicepresidente se ha referido también a la reunión que Gobierno central y Comunidades Autónomas celebran en Madrid para analizar la futura financiación autonómica. Biel ha vuelto a pedir que se tengan en cuenta criterios como la despoblación o la dispersión geográfica, dos aspectos que se recogen en el Estatuto de Autonomía. “En una lectura pausada del Estatuto “ha dicho- se encuentran argumentos para nuestras peticiones a la hora de afrontar la financiación autonómica”.

Biel ha pedido “mesura” a todas las comunidades a la hora de negociar con el Estado y ha reclamado que la fecha tope del 8 de agosto que recoge el Estatuto de Cataluña para cerrar la financiación no “condicione un buen acuerdo para todos” y no obligue a precipitar las conversaciones.

Comentarios