Artistas exiliados de Sudán emocionan en la carpa de Sallent

El concierto de la carpa sallentina de Pirineos Sur, era una buena oportunidad para poder disfrutar de un encuentro musical de artistas exiliados en Canadá, Londres, Granada y Madrid. El tema elegido para la apertura una canción de “Sudaniyat”, primer disco de Rasha la magnífica cantante que se instaló en Madrid en 1991, residiendo actualmente en Granada. Lleva la voz cantante, pero poco a poco su hermano Wafir va tomando las riendas del concierto que pasa por sus mejores momentos cuando la banda interpreta temas surgidos de la conjunción musical árabe y africana. Es el responsable de la dirección musical compartiendo el protagonismo instrumental con Mustafa Al Sunni; son dos auténticos maestros del laúd.

Abdel Aziz el Mubarak es sin duda el artista más popular del país y aunque los músicos sudaneses no se prodigan mucho entre nosotros, en 1999 visitó Pirineos Sur el fallecido Hamza El Din, gran responsable de que hoy conozcamos la música nubia.

El repertorio de Al Sunni se nutre de la tradición clásica, canciones populares transmitidas oralmente de generación en generación, la mayoría de ellas asociadas a ritos y ceremonias centenarias, a las que suele acompañar con textos del magnífico poeta Bashir Al Qamar. Esos temas fueron sin duda lo mejor del concierto que cautivó al público, que volvió a llenar el espacio escénico, y que a pesar de desconocer los textos pudo percibir la emoción de las interpretaciones.

La noche finalizó con canciones de “Nilo Azul” último trabajo de Wafir, contando con la complicidad de los asistentes que no sucumbieron a la temperatura invernal que en algunos momentos se sufrió. El resto de los músicos participantes fueron Walid Abdul Hamid a las percusiones y Nadir Ramzy a la guitarra. La música sudanesa volvió nueve años después a Pirineos Sur.

Comentarios