Monzón aprueba el área de aplicación del Área de Rehabilitación Integral del Casco Antiguo

Una vez transcurrido el plazo de exposición pública ha entrado en vigor la ordenanza reguladora de la concesión de subvenciones al Área de Rehabilitación Integral del Casco Antiguo, Zona Centro I, Barrio de San Juan y Zona Centro II

La ordenanza contempla la rehabilitación integral de edificios y viviendas para uso propio, rehabilitación estructural y funcional del edificio, rehabilitación para la adecuación de la habitabilidad de las viviendas para uso propio, rehabilitación integral de vivienda unifamiliar y rehabilitación integral de edificio para venta o alquiler.

El ARI lo han puesto en marcha el Ayuntamiento, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de la Vivienda para facilitar el acceso a la vivienda y fomentar la rehabilitación.

La declaración de Área de Rehabilitación Integral para los cascos históricos de las ciudades aragonesas de más de 8.000 habitantes era una vieja demanda de la Federación Aragonesa de Municipios, Provincias y Comarcas (FAMPC). Entre 2005 y 2006, el entonces director general de la Vivienda, Julio Tejedor, y el alcalde de Monzón y a la sazón presidente de la Comisión de Ciudades Mayores de 8.000 habitantes, Fernando Heras, impulsaron esta iniciativa que acabó buscando el respaldo de la Administración central. Finalmente, el 30 de octubre de 2006, la Ministra de la Vivienda, María Antonia Trujillo, el consejero de Obras Públicas, Javier Velasco, y los alcaldes de Andorra, Alcañiz, Monzón, Barbastro, Fraga, Jaca, Binéfar y Tarazona, firmaron en la sede de la DPH el convenio de colaboración.

En el caso de Monzón, el Ministerio de la Vivienda aporta 799.200 euros (11,3 por ciento del coste total), la Diputación General de Aragón 1.465.000 euros (20,7 por ciento), el Ayuntamiento 1.711.352 euros (24,2 por ciento), y los particulares 3.100.690 euros (43,8 por ciento). Heras declaró: “Durante mucho tiempo, los cascos históricos han sido para los ayuntamientos una carga porque no había un programa ambicioso de rehabilitación que asegurase la eficacia y continuidad del mismo. Ahora, gracias al plan cuatrienal avalado por el Ministerio y la DGA, los particulares podrán rehabilitar sus viviendas y el Ayuntamiento modernizar la trama urbana”.

Las ayudas previstas por el Ministerio de la Vivienda y el Gobierno de Aragón se distribuyen, por un lado, para rehabilitación de estructura de edificios (40 por ciento del presupuesto protegido hasta un máximo de 9.000 euros/vivienda) y, por otro, para habitabilidad ( 40 por ciento del presupuesto protegido hasta 4.500euros/vivienda ).,

Comentarios