Se presenta el programa de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil sobre turismo y seguridad

El jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Fernando Pascual, y el Subinspector de Jaca, Gabriel Ramos, han presentado a los agentes de las empresas privadas y Administraciones Públicas que gestionan el sector turístico en la provincia de Huesca el programa Turismo y seguridad en el Verano de 2008.

El responsable policial ha dado recomendaciones e informado de instrumentos de colaboración al sector turístico para reducir el número de hurtos, “a pesar de que nuestra provincia es muy tranquila y tiene unos índices muy bajos de este tipo de delitos”, ha afirmado Fernando Pascual. El 78% de las infracciones penales que afectan a los turistas tienen relación con el hurto.

La Policía Nacional ha repartido entre los agentes privados y públicos un tríptico con recomendaciones básicas y un DVD, y ha puesto en conocimiento del sector el teléfono de atención 902102112, muy útil para aquel turista que sea víctima de algún delito. En este teléfono es atendido en varios idiomas y recibe ayuda en la gestión de trámites, como anulación de tarjetas de crédito o renovación para los pasaportes sustraídos. Esta línea de colaboración también incluye a los agentes de la seguridad privada.

Han asistido a la reunión, entre otros, Ángel Guerrero, director del Hotel Pedro I de Huesca; Sonia Blanco, de la oficina de Turismo del Ayuntamiento de Huesca; Daniel Ramírez, de la Asociación de Comerciantes de Huesca; Adolfo Sesé, de la Asociación de Hostelería, y Mikel Zaldúa, director del Hotel ABBA Huesca

Como norma general, se recomienda lo siguiente:

Mantener las pertenencias siempre a la vista.

Proteger el bolso o cartera en los transportes públicos y en las grandes aglomeraciones (mercadillos, espectáculos)

Prestar atención a la cámara fotográfica y de video en los lugares de esparcimiento.

En la playa y la piscina llevar solo lo imprescindible.

En la medida de lo posible, procurar no transitar por lugares solitarios o poco alumbrados.

Desconfiar de ayudas sospechosas (aviso de manchas en la ropa avería en el vehículo). Suelen ser argucias para robar.

En la calle no intervenir en juegos de azar ni aceptar gangas. Seguro que son un engaño o un timo.

Comentarios