La Comarca de la Ribagorza participa en un interreg IV-B sobre la trufa

La Comarca de La Ribagorza participa en un proyecto Interreg IV-B denominado TRUFINOV, que aborda la “Promoción de la innovación del recurso económico de la trufa y realización de una red de cooperación tecnológica sobre su cultivo en el SUDOE”, y en el que participan socios de diversas zonas españolas, además de Francia y Portugal. El presupuesto global del proyecto asciende a 1.452.965,49 euros.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja es el jefe de filas de un proyecto en el que está plenamente implicada la Comarca de La Ribagorza, y en el que también participan la Diputación Provincial de Huesca; Itsasmendikoi (IMK), el Centro Integral para la Formación, Promoción y el Desarrollo Rural y Litoral de la comunidad autónoma del País Vasco; y el Centre Tecnológic Forestal de Cataluña, por parte Española, además del Lycée Profesionel Agricole de Cahors-Le Mondat francés; y la Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro de Portugal.

La idea del proyecto nació en la Comarca de La Ribagorza, donde la Diputación Provincial ha construido un Centro de Interpretación sobre la Trufa. Dada la importancia que su cultivo está teniendo en toda la provincia, desde La Ribagorza se decide buscar socios en las zonas objetivo del programa SODOE con el fin de intercambiar experiencias, métodos innovadores de cultivo, optimización de recursos…y ahí entra en contacto con distintos socios. Uno de ellos es el Lycée Profesionel Agricole de Cahors-Le Mondat, que desde 1994 trabaja en diversos programas de experimentación sobre la trufa respaldado por la federación regional de truficultores de Midi-Pyrénées.

Asimismo, también se contactó con el Gobierno de La Rioja, que desde 2003 desarrolla el Plan Piloto de Aprovechamiento Micológico, con una gran experiencia en el desarrollo de plantaciones, líneas de subvención específicas, creación de nuevas oportunidades de negocio con la trufa en zonas rurales, parcelas de investigación, actuaciones en materia de divulgación y promoción… y ve a través de los centros de investigación asociados al proyecto una buena forma de complementar su línea de trabajo.

IMK, como La Rioja, contacta con el proyecto a través del buscador de socios del programa operativo. En el País Vasco se está intentando dinamizar una zona de la provincia de Álava en la que la trufa es uno de los recursos más importantes con que se cuenta.

Y, finalmente, en Portugal no se tiene experiencia en el cultivo de la trufa, aunque sí en el de otros hongos, y esta es una oportunidad económica para algunos de sus territorios más desfavorecidos, con el apoyo de la universidad y asociaciones agrarias. De hecho, en esa línea de investigación está interesado el socio luso del proyecto, la Universidade de Trás-os-Montse e Alto Douro.

El objetivo del proyecto TRUFINOV es desarrollar una red de cooperación con la que posibilitar la transferencia de experiencias en el cultivo de la trufa y su comercialización entre las regiones del SUDOE. También se pretende realizar acciones concretas, pero reproducibles en materias de cultivo, control de calidad, conservación y comercialización en base a la experiencia previa del equipo del proyecto; y posibilitar que se generen experiencias innovadoras sobre este sector.

El proyecto, que se presentó el pasado 4 de julio, tendría una duración de 28 meses, se desarrollaría desde septiembre de 2008 hasta diciembre de 2010, aunque sería durante 2009 y 2010 el periodo en que se prevén el mayor número de actuaciones.

Comentarios