“Están todas las máquinas”, dicen los Administradores concursales de Mildred

Los Administradores concursales de la factoría Mildred giraban una visita a las instalaciones de Mildred-Pauni, cerradas desde hace un año, acompañados por partidos políticos y sindicatos. Durante esa visita aseguraban que en la industria permanecen todas las máquinas que permitirían mañana retomar la actividad, respondiendo así a las acusaciones que ha realizado el entorno de Eusebio Lázaro sobre la falta de equipamiento de la repostera.

Ahora, según el Plan de Liquidación aprobado por la jueza del caso Mildred, se debería proceder a la subasta pública notarial, la cual se llevará a cabo contando con la debida publicidad, lo que permitiría que hubiera varias ofertas, explicaba el secretario provincial de UGT Ángel Laguarta.

A esta subasta pública podría concursar todo aquel que lo deseara, incluido Eusebio Lázaro, una posibilidad que los Administradores concursales no han descartado.

Sin embargo desde CC.OO. se sigue insistiendo en que antes de proceder a la subasta se retome la oferta que Magdalenas Heras hizo en su día por un valor de 6 millones de euros, complementándola con ayudas públicas.

El Ayuntamiento de Huesca descartaba la posibilidad de prestar ayuda económica a la oferta de Heras, ya que según explicaba el Concejal de Fomento Fernando Lafuente, excede de la competencia y de las posibilidades económicas del Ayuntamiento de Huesca.

Con la visita de este lunes, la Concursal ha querido dejar patente que la situación de la empresa Mildred-Pauni es apta para la puesta en funcionamiento inmediata. Que como mínimo, la empresa está en las mismas condiciones que cuando Eusebio Lázaro realizó la oferta en diciembre de 2007. Quien dirigió la visita afirmaba tajantemente que no ha desaparecido ninguna máquina como se dijo en su día.

El siguiente paso en este largo proceso será el de la subasta pública notarial de la empresa como unidad productiva. Esta subasta debería estar cerrada a finales de octubre, aunque es difícil hablar de fechas porque también depende del momento en el que abra el proceso la jueza, entre otros muchos factores. En el caso de que la subasta (que comienza en 8 millones de euros) quedase desierta se procedería a la venta al mejor postor por partes, quizás de una sola línea productiva o de una sola máquina, etc.

Comentarios