"Época de ajuste", según el Índice de Confianza Empresarial

La Confederación de Empresarios CEOS-CEPYME Huesca y la Cámara de Comercio presentaban en la mañana de este miércoles el Índice de Confianza Empresarial (ICE), correspondiente al primer semestre de 2008. La principal conclusión es que estamos en una "época de ajuste, de abrocharse el cinturón", frente a lo apuntado hace un año (cuando se hablaba de "moderado optimismo").

Audio sin título

El valor del ICE era positivo en 2007 (8,34) mientras que ahora es negativo (-21). José Luis Meléndez, secretario general de la Cámara de Comercio, apunta que es el momento de reflexionar, de reorientar el futuro. Afirma que "el objetivo de máximo rendimiento se cambia por el de reorganización y supervivencia".

Tanto CEOS-CEPYME Huesca como Cámara de Comercio coinciden en afirmar que "la vuelta al curso, en septiembre, va a ser dura e intensa". Respecto a la salida de la crisis, ambas instituciones ven con optimismo la situación gracias al perfil del Alto Aragón. Salvador Cored, secretario general de CEOS-CEPYME Huesca, apunta que "aquí la crisis es menos crisis y pone el ejemplo del paro, cuya tasa es la mitad de la media española".

Se habla de otra ventaja: la cantidad de microempresas que hay en la provincia de Huesca. Lo que en un inicio es una debilidad, se convierte en una fortaleza en momentos de crisis. Hay más de 19.000 licencias de actividad en el Alto Aragón.

ÍNDICE DE CONFIANZA EMPRESARIAL

Los datos más destacables son los que hacen referencia a la previsión de aumento en las exportaciones, en la búsqueda de nuevos mercados de comercialización. También destaca el pesimismo existente a la hora de plantearse inversiones en maquinaria, instalaciones y nuevas tecnologías (no hay suficiente capacidad para embarcarse en grandes proyectos de reforma de las empresas). El Índice de Confianza Empresarial habla de mantenimiento en el número de trabajadores.

Comentarios