El consejero Rogelio Silva asiste al primer consejo comarcal de la Ribagorza en su nueva sede

La comarca de la Ribagorza estrena nueva sede comarcal tras las obras de acondicionamiento llevadas a cabo en el inmueble denominado Casa Heredia, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI. Se trata de uno de los edificios que conforman el pentágono de la Plaza Mayor, uno de los conjuntos arquitectónicos más destacados de la provincia oscense.

El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, acompañado por la directora de Administración Local, Lourdes Rubio, ha asistido a la celebración del primer Consejo Comarcal que la Ribagorza realiza en su nueva sede. Unas instalaciones que han contado con una aportación económica del Gobierno de Aragón de 450.000 euros para dotar a los habitantes de la comarcas de unas instalaciones adecuadas a la prestación de lo servicios.

El proyecto de restauración de Casa Heredia ha sido obra de los arquitectos Ramón Solana y Alejandro Royo, y se ha centrado tanto en la rehabilitación integral del edificio como en la recuperación de la fachada y de los elementos ornamentales.  Fruto de los trabajos realizados, se ha habilitado una sede que dispone de planta baja en donde se ubican los servicios de deporte y juventud, la primera planta con los servicios generales, en la segunda se encuentran las instalaciones de turismo y desarrollo, además del salón de actos, mientras que en la tercera se ha destinado a la Oficina Comarcal del Consumidor y a los Servicios Sociales.

De esta manera, con la nueva sede se ha evitado la dispersión de los servicios comarcales que se encontraban hasta ahora en distintas instalaciones y se facilita, así, el acceso de los ciudadanos a los distintos equipamientos y servicios que ofrece la comarca de una manera funcional y ágil.

Una medida que ha contado con la colaboración del Gobierno de Aragón, dentro de su programa de actuaciones para dotar a las comarcas de espacios adecuados a sus necesidades  para la prestación de los servicios y para la  representatividad de la propia comarca. Así se han rehabilitado edificios de gran valor histórico y se han construido otros de nueva planta para albergar las sedes de estas nuevas entidades y sus diferentes áreas.  El Ejecutivo autónomo ha invertido hasta la actualidad cerca de 8 millones de euros en esta línea de actuación.

Comentarios