El olfato goleador de Rubén Castro puede ser clave en el Huesca

partido SD Huesca- Grañén, julio 08

En el primer partido de pretemporada disputado en Grañén se pudo ver que la pareja atacante formada por Rubén Castro y Roberto puede ser una de las claves del equipo azulgrana en esta temporada. El canario ha llegado al Huesca con la vitola de ser un gran futbolista y en una semana ha dado muestra de su calidad en los entrenamientos y ha marcado sus primeros cuatro goles. Una de las tareas de Antonio Calderón es lograr que se compenetren lo máximo posible con Roberto para ser una pareja temible para las defensas contrarias.

Precisamente Calderón señalaba tras el partido que” se complementan bien. Y eso que todavía no hemos trabajado el fútbol ofensivo. Ha sido casi todo conceptos defensivos. En cuanto trabajemos un poquito con ellos creo que en resultados se va a ver”.

El entrenador está contento de la primera prueba y del desarrollo del trabajo: “Contento porque el equipo está trabajando bastante bien y que las cositas que nos ha dado tiempo inculcar se han visto. El equipo es muy aplicado en el trabajo. Está intentado poner en el campo lo que se hace en el entrenamiento y eso es lo que más me motiva y eso lo que más me ilusiona para seguir trabajando”.

El delantero Rubén Castro también está satisfecho de cómo han comenzado las cosas: “Cansado por la carga que estamos haciendo durante la semana, pero tenía ganas ya de jugar un partido aunque fuera amistoso y en principio bastante bien. En estos partidos no cuentan mucho los goles, sino el trabajo del equipo. Aunque sea en estos partidos amistosos y con equipos de inferior categoría para el delantero marcar es bueno y yo me he encontrado con el gol y empezar bien siempre es bueno”.

Este viernes vuelta a los entrenamientos y al doble trabajo diario tras disfrutar de unas horas de convivencia en la Finca de la familia Luna. Unos de los capitanes, Joaquín Sorribas se atrevió incluso a dar unos buenos pases de pecho con el capote a una de las vaquillas. Tomás y Diego Luna y Pablo Ciprés hicieron el resto ante un par de vaquillas. Desde fuera, el padre de los hermanos Luna tomando notas para calificar a las reses de su ganadería. Tras el almuerzo los jugadores se retiraban para descansar en esta intensa y calurosa pretemporada.

El sábado será la segunda prueba en Sabiñánigo a las 17.30 horas ante los serrableses donde se espera contar ya con Pérez Rubio y Julián Vara y hay que ver la evolución de Eduardo y Larrosa, así como de Rigo que sigue con su mano vendada y entrenando a otro ritmo.

Comentarios