Cerca de 240 jóvenes participan en los campos de trabajo que organiza el Instituto Aragonés de la Juventud

Cerca de 240 jóvenes participan en los campos de trabajo organizados por el Instituto Aragonés de la Juventud para este verano y que, hasta finales de agosto, realizarán diversas actividades de tipo cultural, medioambiental, acción comunitaria o intervención social, entre otras, bajo la supervisión de técnicos y expertos en la materia. La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, junto con la directora del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Marta Aparicio, han visitado dos iniciativas que se desarrollan en Canfranc y en las que participan voluntarios de 18 a 26 años.

En el campo de trabajo "Recuperación del vivero Casita Blanca", en Canfranc, 17 jóvenes trabajan en la rehabilitación de este edificio, construido a principios del siglo pasado, para facilitar la reforestación del monte. El objetivo es ponerlo en valor y uso para todo tipo de población desde un punto de vista turístico. Estos trabajos los combinan con actividades lúdicas y de tiempo libre como la escalada, senderismo y de interpretación medioambiental o geomorfología.

Por otro lado, la actividad “Camino de Santiago”, que fomenta la rehabilitación del patrimonio y arqueología, se va a centrar en las labores de limpieza y restauración de elementos de la “Línea P” de Sos de Arañones. Un total de 19 jóvenes se van a encargar del arreglo, mejora, limpieza y puesta en valor de los búnkeres del Pirineo que se construyeron para la defensa de los territorios al sur de Los Arañones. Además forman parte del patrimonio asociado al Camino de Santiago y la previsión es ofrecerlos como refugio a los peregrinos jacobeos y a los excursionistas en general.

Además de estas actividades, los jóvenes de 18 a 26 años han accedido a otros 11 campos de trabajo que organiza el Instituto Aragonés de la Juventud (cuatro en la provincia de Huesca -a los que hay que sumar los dos de Canfranc-, cuatro en Teruel y tres en Zaragoza); a los 101 que organizan el resto de comunidades autónomas (con 188 plazas reservadas para Aragón) o a los 61 promovidos por el Servicio de Voluntariado Internacional (86 plazas), con temáticas muy variadas de tipo cultural, medioambiental, acción comunitaria o intervención social, entre otras. También se han organizado actividades que permiten participar a jóvenes de entre 15 y 17 años.

 

La consejera también ha visitado el Albergue Juvenil que el IAJ tiene en Canfranc, con 40 plazas distribuidas en habitaciones de dos, cuatro y seis camas, y las instalaciones del centro juvenil “La Casita de Canfranc”, que cuenta con dos salas destinadas a distintos usos y una zona de alojamiento, que consta de dos habitaciones, una cocina y servicios adaptados a personas con discapacidad.

 

La Red Aragonesa de Albergues Juveniles (RAAJ), que gestiona el Instituto Aragonés de la Juventud, cuenta con 28 albergues que ofertan un total de 2.261 plazas de alojamiento repartidas por Aragón. Todos estos centros, a los que se está estudiando sumar dos más (uno en Zaragoza y otro en San Esteban de Litera), cuentan con criterios de calidad y normas que recogen la filosofía del alberguismo juvenil de la Red Internacional (IYHF).

 

El total de pernoctaciones durante el pasado año en los albergues de la Red Aragonesa fue de 129.974, de las que 51.790 correspondieron a los ocho albergues dependientes del Instituto Aragonés de la Juventud. El número de usuarios fue de 45.540 (el 80% españoles).

Comentarios