El Supremo anula una oposición, lo que podría poner en peligro la plaza de 163 médicos aragoneses

hospital San Jorge de Huesca

El Tribunal Supremo ha sentenciado once años después, que debe anularse una Oferta Pública de Empleo para médicos de atención primaria. Si se ejecutara la sentencia, los 163 médicos que consiguieron su plaza fija en aquella oposición perderían su empleo.

Hace once años la Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) denunció que en la oposición para médicos de atención primaria de 1997 no se había valorado como mérito tener la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, que es la formación específica para trabajar en ese ámbito, y que se valoraba de forma desproporcionada la experiencia en sanidad local frente a otros trabajos. La primera denuncia de Samfyc presentada al Tribunal Superior de Justicia, les dio la razón. La DGA apeló entonces al Tribunal Supremo, que once años después también ha fallado a favor de la Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar y Comunitaria.

Después de esta sentencia, la Diputación General de Aragón y la asociación médica mantuvieron conversaciones para llegar a un acuerdo con los afectados de la Sociedad Médica en forma de compensaciones por los daños causados a los 30 afectados en aquella oposición.

El problema ahora, según declaraba Javier Perfecto, presidente entonces de Samfyc, es que ahora la Administración, principalmente el Salud, no quiere compensar a la asociación por la situación creada con aquella Oferta Pública de Empleo.

Es por esto que la Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar y Comunitaria amenaza ahora al Gobierno de Aragón con pedir que se ejecute la sentencia que anularía la oposición de 1997 y por lo tanto 163 personas que en ese momento consiguieron una plaza fija, hoy podrían perderla.

La sociedad alegaba que se habían vulnerado los principios de igualdad, mérito y capacidad, pues se valoraba desproporcionadamente la experiencia en la sanidad local frente a otros trabajos, y no se puntuaba la formación MIR en Medicina de Familia.

La Samfyc pide que en primer lugar se ofrezca una plaza a los 30 afectados. Algunos de ellos, a día de hoy no tienen una plaza fija, que quizás hubieran conseguido hace once años. En segundo lugar la Sociedad pide una compensación económica por los gastos ocasionados por este proceso desde 1997, y en último lugar quieren que en un futuro la formación del MIR con especialidad en Medicina Familiar se tenga en cuenta para otras Ofertas públicas de empleo.

Comentarios