Diez mil personas han utilizado la piscina municipal de Barbastro en el primer mes de funcionamiento

La piscina al aire libre de Barbastro ya ha superado el mes de su puesta en funcionamiento. Desde de su inauguración el pasado 20 de junio, cerca de 10.000 personas han pasado por las instalaciones municipales. En el primer mes de funcionamiento de las piscinas al aire libre, un total de 8.289 personas han adquirido una entrada individual, de las que 4.436 eran niños, jóvenes, pensionistas o discapacitados y 3.853 eran adultos.

A estas cifras hay que sumar las que provienen de las diferentes modalidades de abonos ofrecidas desde el patronato municipal de deportes. Se han vendido 483 abonos de quince baños, 240 de niños, jóvenes, pensionistas o discapacitados y 243 de adultos. En cuanto a los abonos individuales, se han expendido 458, de los que 286 son para niños, jóvenes, pensionistas o discapacitados y los 172 restantes para adultos. Por último, se han vendido un total de 485 abonos familiares, 256 para niños, jóvenes, pensionistas o discapacitados y 229 para adultos.

Los usuarios de la Piscina municipal al aire libre proceden en su mayoría de Barbastro, pero también vienen desde otros puntos de la provincia. La afluencia es notablemente mayor durante los fines de semana. Además de los particulares, están haciendo uso de estas instalaciones para desarrollar sus programas de verano el Patronato Municipal de Deportes de Barbastro, Atades y el Club de Natación Somontano.

La inauguración de esta infraestructura que contaba con un presupuesto de 1.685.104, 33 euros tenía lugar el pasado 20 de junio. La nueva piscina al aire libre es un complejo acuático de carácter lúdico deportivo y recreativo que ofrece la posibilidad de realizar distintas actividades, facilitando la diversión y recreación junto con la formación y la práctica deportiva de carácter federado. El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, explicaba en el acto de inauguración que esta instalación era un compromiso que habían adquirido hace tres años con los ciudadanos.

El conjunto se divide en varios espacios diferenciados y consta de una zona de aparcamiento, una zona de vestuarios, aseos y almacenes, una zona de playas, solarium y elementos complementarios de seguridad y para la protección solar, una zona acuática recreativa, para natación y baños, y una zona de bar. El alcalde de Barbastro destacaba que las piscinas construidas son un “modelo distinto a las tradicionales”.

Comentarios