Biescas continúa trabajando en proyectos doce años después de la riada

2005122121 biescas.jpg

Este jueves se cumplen doce años de la riada que asoló el camping Las Nieves de Biescas la tarde del 7 de agosto de 1996 provocando la muerte de 87 personas, así como numerosos heridos y daños materiales. Desde ese tiempo el camping y la zona, tan solo se ha trabajado en el encauzamiento del barranco, no ha sufrido cambios importantes a la espera de que salga algún proyecto de reutilización del edificio, se apunto para centro de interpretación de la brujería y últimamente Centro de Tiro. Fuera de este lugar Biescas esta trabajando en proyectos como el Polígono de Servicios o recuperar el del Campo de Golf, entre otros.

Con relación a las familiares de las víctimas en su batalla de recibir las correspondientes indemnizaciones comenzaron a ver la luz en el 2006, una década después de la tragedia. La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional condenó, en diciembre de 2005, al Ministerio de Medio Ambiente y a la Diputación General de Aragón a indemnizar de forma solidaria con un total de 11.265.987 euros a los familiares de 62 de las 87 víctimas mortales de la riada. La sentencia eximió de responsabilidad al ayuntamiento y al director del camping . La gestión del pago de las indemnizaciones se ha realizado con la intermediación del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno aragonés, que se ha encargado de hacer los trámites necesarios para ingresar las diversas cantidades establecidas a cada uno de los afectados.

Los afectados quedaron fuera de la sentencia de la Audiencia Nacional de diciembre de 2005, los servicios jurídicos del Ministerio de Medio Ambiente y del Gobierno aragonés informaron en su día favorablemente al pago de indemnizaciones de carácter extrajudicial a una treintena de las familias afectadas por la riada que arrasó el camping Las Nieves y que quedaron excluidas de la causa judicial.

Los informes de ambas administraciones admitían que los fallecimientos y daños que sufrieron estas familias fueron "consecuencia directa de la catástrofe acaecida", por lo que proponen asumir el pago de las indemnizaciones por su responsabilidad patrimonial en los hechos.

En sus respectivos informes, coordinados en su redacción, los servicios jurídicos de ambas administraciones proponían el pago a partes iguales de indemnizaciones de 150.000 euros por víctima y un máximo de 6.000 por daños, cantidades de las que descuentan las ayudas recibidas tras la tragedia.

En estos momentos ante algunos proyectos como el campo de golf y la urbanización correspondiente, formaciones políticas del Ayuntamiento biesquense apuntan que “ no creen que la ubicación de este proyecto en un barranco de similares características al barranco de Arás, donde sucedió la tragedia del camping Las Nieves, sea el lugar idóneo para desarrollar esta actuación."

Comentarios