CHA considera un auténtico fracaso el efecto de la Expo en Huesca

Una vez pasado el ecuador de la Expo 2008 desde CHA consideran que es un buen momento para analizar hasta que punto se están cubriendo los objetivos que el Ayuntamiento de Huesca se planteó en el Plan Estratégico para el futuro desarrollo de la ciudad de Huesca y aprovechamiento del evento Expo 2008. Para Chunta Aragonesista, tanto en lo que a la ciudad de Huesca se refiere como a través de PRODESA, el balance, especialmente si se hace respecto a la inversión realizada, es “de una pobreza que asusta”. Señalan que si escaso fue el efecto positivo anterior al comienzo del evento (cierto aprovechamiento por la obra constructiva), ahora, durante la celebración, ni tan siquiera está siendo nulo, sino negativo y para el futuro nada se espera.

Este balance lo realiza CHA a través de los siguientes datos: a nivel general, el lema “agua y desarrollo” sostenible ha quedado convertido en una mera frase vacía de contenido real y el número de visitantes quedará muy lejos del anunciado por la organización. Tanto lo uno como lo otro nos repercuten de forma indirecta.

Respecto de la apuesta del equipo de gobierno PSOE-PAR por adelantar las obras del Palacio de Congresos por un importe de 1.300.000 euros constata nuestra valoración que llevó a un voto negativo: si bien la Tribuna del Agua está resultando uno de los pocos elementos que están tratando el mensaje del lema con cierta seriedad, (recordamos la inasistencia del alcalde para reforzar la presencia de Rigoberta Menchú), por el reducido número de asistentes a muchas de las sesiones, por el escaso referente que está siendo para sectores cualificados y por su nulo efecto como atractivo de visitantes más allá de los ponentes, la justificación dada como elemento promocional del propio Palacio se cae por su propio peso.

En lo referente a la implicación sobre los sectores económicos tan sólo los alojamientos se ha beneficiado viendo incrementada su ocupación, si bien estiman que para después de San Lorenzo estas cifras se situarán en torno al 75%; ni de lejos es para estar satisfechos y menos cuando a principios de año, por parte del presidente de la Comisión de Desarrollo Fernando Lafuente, se desestimó elaborar una estrategia para aprovechar los recursos que la Ciudad podía ofrecer para la Expo con el argumento de que ya todo estaba completo. Por su parte, en el comercio, en la restauración o en las empresas de servicios está teniendo efecto cero. Ello se advierte en lo que observamos como paseantes cotidianos de nuestras calles: el número de visitantes prácticamente sigue igual y el número de grupos organizados se ha reducido. Y no ganar en esto, es perder.

Respecto del Convenio con la Expo, que nos obligó al sobrecoste del Palacio de Congresos, recordamos el compromiso incumplido de reforzar las conexiones actuales por ferrocarril entre las dos capitales. No sabemos si el AVE ha visto reforzada su actividad pero para el aeropuerto de Monflorite la página web de AENA da tan sólo 6 viajeros en junio; mucho nos tememos que en Julio veremos algo similar con lo cual quedará claro que no se ha sabido usar la Expo para dinamizarlo.

En lo tocante a nuestra delegación en PRODESA de todo lo referente a promoción, no podemos por menos que lamentar el pobrísimo espectáculo (seguro que había grupos de la Ciudad o del Altoaragón que lo hubieran hecho mucho mejor) ofrecido por els Comediants y sobre todo el disparatado gasto de 750.000 euros para unas acciones “La Magia del Agua”, “Exposición de Nacional Geografic”, … que han resultado en gran medida para consumo interno.

No es extraño, en este contexto, constatar que ni la programación cultural se ha visto reforzada buscando en ese buque insignia, del que tanto alardea a menudo el PSOE, un gancho para atraer visitantes (sirva como muestra que la página Web de la Expo tan sólo publicita en su agenda de la Expo un acto de las peñas el día 10). Tampoco se han llevado adelante acciones de embellecimiento y mejora urbana, ni se ha puesto en marcha los anunciados Plan Global de Limpieza, señalizaciones en caminos de la redolada, Plan Verde del Casco Antiguo o mejoras en el Parque Miguel Servet.

Para Miguel Solana “no puede calificarse más que de fracaso que la ciudad de Huesca tras gastarse más de dos millones de euros, sumando lo aportado por PRODESA, con la excusa de la Expo, no se beneficie de nada. Resulta evidente que los responsables políticos del PSOE-PAR de la Ciudad y del conjunto del Altoaragón no han sabido aprovechar una oportunidad histórica y que a fecha de hoy tenemos más Zaragoza y menos Aragón. Seguramente su falta de ideas e incapacidad manifiesta les ha llevado a ni tan siquiera haber abierto la oficina de Turismo de la Plaza Zaragoza. Total ¿para quién?. Y de empuje al desarrollo empresarial generador de empleo, mejor no hablar”

Comentarios