Las obras de reforma y acondicionamiento de las Calles Hospital, Angosta y Sancho Ramírez de Monzón se encuentran en ejecución

Las obras de reforma y acondicionamiento de las Calles Hospital, Angosta y Sancho Ramírez de Monzón, se encuentran en estado de ejecución, habiendo comenzado la actuación por la primera de esas calles del Casco Antiguo de la ciudad.

Las obras se enmarcan en el Plan de Obras de la Diputación Provincial de Huesca, que corre con el esfuerzo principal de su financiación.

El diseño proyectado contempla los criterios de urbanización que la nueva Ordenanza Municipal de Criterios de Urbanización fija para el Casco Antiguo, en estado de tramitación tras su aprobación inicial en Pleno.

Así, aparte de la renovación total de las redes de abastecimiento y desagüe, que resolverá el problema del mal estado de las actuales, debido a su antigüedad, se pavimentarán las calzadas mediante banda central de adoquín, banda separadora de granito flameado gris y bandas laterales de baldosa de cemento vibrado color gris.

Las obras suponen un paso más en el proceso de mejora de las calles y plazas del Casco Antiguo, iniciado con los ayuntamientos democráticos. Así, en los últimos 30 años se han acondicionado aproximadamente el 80% de los viales y espacios públicos de la zona, restando, entre otras, actuaciones de reforma en la Calle Penosa, Calle Cubierta o Berenguer de Peralta, que se esperan seguir acometiendo en los próximos años.

El inicio de las actuaciones recogidas en el Área de Rehabilitación Integral (ARI) del Casco Antiguo debe ser determinante para dar el último empujón al acondicionamiento de los espacios públicos de la zona, a la vez que suponer un antes y un después en la reforma de edificios e inmuebles particulares, clave de bóveda de su completa rehabilitación.

Comentarios