A Capella Portuguesa trae las voces del imperio español

Si el agua es buena conductora de la electricidad, la piedra lo es de la armonía y la voz. La iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós, construida igual que el monasterio para elevar la voz humana a los cielos, logró este jueves en el Festival Internacional en el Camino de Santiago sumergir al público en un trance melódico gracias al equilibrio y la profundidad de las voces de la coral A Capella Portuguesa, que repasó la música del imperio español, sobre todo del periodo de Carlos V y sus dos grande compositores, Francisco Guerrero y Cristóbal de Morales, en la primera parte, y la de la corte portuguesa del XVII, con música sobre todo de Manuel Leitao. Música religiosa clásica interpretada por diez voces exquisitas bajo la sobria y puntillosa dirección de Owen Rees, en un templo románico lleno que tuvo muchas dudas a la hora de aplaudir, provocando alguna sonrisa en el coro.

El apartado de las polifonías continúa este viernes con el grupo italiano de La Venexiana, que actúa en la iglesia del Carmen. De la tradición ibérica a la italiana con el sorprendente acompañamiento de una sola tiorba, un instrumento semejante al laúd barroco pero de mayores dimensiones que apareció en Italia a finales del siglo XVI para disfrute de los músicos, que lograban el bajo continuo sin dificultad.

El festival repetirá escenario en la jornada del sábado para albergar el recital de Los Músicos de su Alteza, formación española fundada por Luis Antonio González con el objetivo de recuperar y difundir el repertorio barroco español. Su trabajo se cimienta en una rigurosa investigación y reflexión sobre las fuentes musicales y sobre cuestiones como las condiciones de la práctica musical histórica, el ideal sonoro y el uso de instrumentos antiguos, la técnica vocal e instrumental o la aplicación de las teorías del ethos y la retórica a la composición y ejecución de la música. Su repertorio abarca desde Monteverdi hasta el Clasicismo vienés. El programa que interpretarán en la iglesia del Carmen de Jaca lleva por título “Lecciones de tinieblas para el miércoles santo”.

Comentarios