Tarde de decepción

Había muchas ilusiones puestas en la segunda corrida de feria en el día de San Lorenzo, pero conforme fueron saliendo los toros por la puerta de chiqueros se fueron desvaneciendo. Fue como la gaseosa. Un comienzo bueno con el mejor toro de la tarde y luego se fue apagando hasta casi llegar al bostezo generalizado, salvo en el sol donde siguió la fiesta.

Con tres cuartos de entrada en la plaza se lidiaron cinco toros de Cuadri y uno de la ganadería de Espantalobos que fue lidiado en cuarto lugar para completar, puesto que en el reconocimiento previo fueron rechazados dos astados, uno por una herida sufrida en los corrales y otro por tener un cuerno escobillado. Desiguales de presentación y escasos de fuerza.

Sánchez Vara, oreja y silencio; Paulita pitos y silencio y Salvador Cortes silencio y silencio.

Sánchez Vara irrumpió con fuerza y se metió al público en el bolsillo colocando banderillas en una buena ejecución. Luego desarrollo una faena donde el toro se dejó, especialmente por el pitón derecho, que le sirvió con una estocada trasera y algo tendida cortar una oreja. En cuarto lugar lidió el toro de Espantalobos. Un manso parado y sin fuerza que ya desde el caballo se vio que no había mucho que hacer. Sánchez Vara quería repetir y volvió a colocar banderillas y con la muleta nada de nada. Mató con una estocada caída tras un pinchazo y un metesaca.

El aragonés Paulita toreo su primera becerra en la plaza de Huesca hace muchos años y hacía su presentación como matador de toros este domingo 10 de agosto. Una buena oportunidad y una ilusión desvanecida al tocarle el peor lote. Fue una pesadilla como el mismo Paulita señaló al final. Su falló con la espada, especialmente en el primero, le costó los pitos del público y que incluso fue despedido con almohadillas al salir de la plaza. No fue su mejor tarde y es que poco o nada se puede destacar de su actuación.

Cerraba la terna Salvador Cortes. En su primero se encontró con un astado brusco en la embestida y que creo problemas a los banderilleros hasta el extremo que hubo un susto al caer al suelo un subalterno y quedarse ante los cuernos del toro que no hizo por él, lo que le libró de una cornada, además de la rápida intervención de sus compañeros. Pasado ese susto, Salvador Cortes dejó pequeños detalles de su calidad, intento bajarle la mano pero el astado se fue apagando. Mató de media estocada tras un pinchazo. Cerró la tarde con un sexto toro flojo y malo, sin recorrido o como se dice en el mundillo taurino le faltaba un ‘tranco’. Lo que le sacó no lo supo aprovechar y tal vez en el tendido de sol podía haber trasmitido algo más. Tampoco mató bien por lo que se quedó con silencio en sus dos toros.

Lo mejor el brindis del vicepresidente de la SD Huesca, Agustín Lasaosa, que recibió una placa de la empresa Torosanda en homenaje por el ascenso a la 2ª División del club azulgrana que fue protagonista con continuos cánticos en los tendidos de sol. Curiosamente entre el callejón y el ruedo había hasta tres ecijanos, localidad donde ascendió.

Comentarios