Perera levanta la feria con 4 orejas y Cayetano herido grave tras una cogida

Las dos caras de la moneda fueron el triunfo incontestable de Miguel Ángel Perera que puso la plaza boca abajo con sus dos faenas e incluso en la segunda los tendidos pidieron el rabo con fuerza y la cruz la cogida de Cayetano Rivera Ordóñez en su primer paseíllo en Huesca. Al final cuatro orejas para Perera que le convierten, salvo que alguien cambie el guión este martes, en el triunfador de la Feria Taurina de San Lorenzo por segundo año consecutivo.

Perera se llevó la gloria, mientras que la fama se la llevan los hermanos Francisco y Cayetano Rivera. Éste último sufrió una cogida en el sexto toro y tuvo que pasar a la enfermería donde fue operado de urgencia. Su pronóstico es grave con una herida penetrante en la cavidad presacra de 12 centímetros de trayectoria. Los Rivera consiguieron llenar los tendidos en la Plaza de Toros de Huesca en una tarde donde por fin el público se divirtió, sin entrar a valorar otras cuestiones más taurinas.

Se lidiaron toros de Los Recitales, desiguales de presentación y con escasa fuerza. Se salvó el quinto. Rivera Ordóñez, silencio tras aviso y ovación; Miguel Ángel Perera, dos orejas y dos orejas con petición de rabo y Cayetano Rivera, oreja y ovación tras aviso.

Francisco Rivera Ordóñez no tuvo mucha suerte con su lote y el primero no humillada y con una embestida corta impedía cualquier destello. Puso banderillas a petición del público lo que le sirvió para llevarse la primera ovación. Falló con la espada. En el cuarto le tocó un inválido que no trasmitía nada e incluso el diestro estuvo a punto de darle muerte sin dar ni un pase. Al final cambió de opinión y se justificó e intento cambiarle los terrenos sin suerte y pasó desapercibido.

Miguel Ángel Perera demostró que está en un gran momento. Huesca está siendo talismán para él y realizó una buena primera faena en el que brindó un quite a los aficionados que hacía presagiar que podía ser su tarde. Así fue y con el torero volcado y el público entregado, remató con una gran estocada que le valieron las dos orejas. En el quinto repitió y toreándolo en los medios dio una clase de temple y otro espadazo le llevó a cortar las dos orejas e incluso se pidió con fuerza el rabo. En definitiva que Miguel Ángel Perera se llevó la gloria.

Completaba el cartel Cayetano Rivera Ordóñez que consiguió sacar algo de donde no había al tercero de la tarde. Un toro soso y sin embestida y que se fue apagando hasta quedarse en nada. Una estocada caída y eficaz le permitió cortar una oreja, a petición del público. En el sexto salió ‘picado’ tras la actuación de Perera y realizó una buena faena dando bien los tiempos y con algunos buenos detalles en los muletazos. Falló con la espada y además fue cogido al intentar escapar tras entrar a matar. Una cornada grave y que le llevó a la enfermería donde entró por su propio pie. Se llevó la ovación del público.

Todos esperaban que por fin se pudiera ver algo de calidad y la tarde estaba predispuesta ya con los tendidos llenos. Bien es cierto que son corridas que no les va a los puristas, pero esa combinación de dos ‘famosos’ que llenan la plaza y un torero con calidad permitieron salir del bostezo de los dos primeros días.

Se cierra la feria este martes de corridas a pie con toros de José Luis Pereda para Enrique Ponce, Juan Bautista y César Jiménez.

Comentarios