El Gobierno de Aragón universaliza las hojas de reclamaciones en materia de consumo

El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Salud y Consumo, ha universalizado las hojas de reclamaciones en materia de consumo. Desde este sábado, 16 de agosto, entra en vigor la orden que incorpora esta cuestión y que se aplicará a todos los sectores, excepto aquellos con regulación propia en esta materia como turismo y transporte.

 

El texto obliga a cualquier establecimiento abierto al público a tener este documento a través del cual los consumidores pueden plantear una reclamación ante la Administración. Con la nueva normativa las reclamaciones podrán tramitarse con mayor rapidez y facilidad.

 

En el año 2001, el Gobierno de Aragón aprobó la orden por la que se regulaban las hojas de reclamaciones de consumo y a lo largo de todos estos años se ha ido ampliando la obligación de disponer de estas hojas. El modelo oficial está redactado en castellano, ingles y francés y consta de tres copias (una para la Administración, otra para el establecimiento o prestador de servicios y la restante para el consumidor).

 

Las hojas de reclamaciones son un instrumento sencillo que facilita a los consumidores el traslado a la Administración de sus reclamaciones en materia de consumo, con independencia del derecho a recurrir directamente a la vía judicial.

 

La disposición de las hojas es obligatoria en todos los establecimientos y su entrega es gratuita. En el documento deben figurar los datos correspondientes a la identificación del establecimiento y del prestador de servicios.

 

Una vez que el reclamante rellene sus datos e incluya los motivos de queja, el representante del establecimiento podrá incorporar en la misma lo que considere oportuno en relación a los hechos que motivaron la reclamación y le entregará al consumidor un ejemplar para que sea éste quien lo remita a la Administración.

 

En el año 2007 se presentaron en Aragón un total de 1.792 hojas de reclamaciones.

Comentarios