Gabriel Horacio gana en un polémico Gran Premio San Lorenzo de ciclismo

El corredor del Azysa se imponía en la línea de meta a sus compañeros de escapada Aitor Reguillaga del Reyno de Navarra y al francés Guillayme Guy del Azysa que dirige el oscense Martín Pena. La carrera estuvo marcada por las protestas de los aficionados que vieron como los jueces no decidían retirar al pelotón cuando fueron doblados por los tres escapados. Tomaron la salida un total de 115 corredores pertenecientes a 18 equipos. El vencedor invirtió en completar el recorrido 1:50:57”.

La situación que sucedió en esta 57 edición no se había dado nunca y que los jueces determinaron que de haber retirado al grupo la prueba se hubiera quedado muy deslucida ya que se tan solo se hubieran mantenido en carrera siete corredores, los tres primeros y los cuatro perseguidores, entre los que estaba el oscense Javier Paules que hizo una gran carrera.

Conforme los ciclistas fueron pasando por línea de meta los aficionados cada vez mostraron más su disconformidad con esta decisión que se dio en la carrera. Al margen de ello estuvo la espectacularidad del Gran Premio San Lorenzo de Ciclismo que contó de nuevo con muchos aficionados a lo largo del recorrido.

Se completaron 80 kilómetros con 40 vueltas a un circuito de 2 kilómetros por los Coso Bajo y Coso Alto, así como la Ronda Montearagón y la Plaza Unidad Nacional. La salida llegada esta situadas en la oficina principal de Ibercaja. El viento fue otro de los protagonistas que sacudió en algunas zonas de forma intensa.

Hacía años que no se producía esta situación en la que el pelotón se empezó a fraccionar y los tres escapados fueron capaces de doblar a casi todos los participantes.

En el resto de clasificaciones ganó por equipos el Azysa; sprint especiales Gabriel Horacio; Javier Paules fue el primer aragonés, así como el primer corredor local.

Comentarios