El Gobierno de Aragón aplicará medidas de choque contra la crisis económica

El Presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha anunciado que su Gobierno pondrá en marcha, a partir del próximo mes de septiembre, medidas para suavizar el enfriamiento económico de los últimos meses. En este sentido, ha subrayado que “es imprescindible firmar un nuevo Acuerdo Económico y Social entre Gobierno, empresarios y sindicatos, como una de las bases fundamentales para mitigar en lo posible un momento económico delicado”. Iglesias hacía estas declaraciones en el Pabellón de Aragón de la Expo, donde asistía a la celebración del Día de la Comarca de la Ribagorza. 

 

El Presidente señalaba que la nueva iniciativa económica de crecimiento del Gobierno tendrá como eje fundamental mantener la fuerte inversión en obra pública. El nuevo Plan de carreteras, que reformará todas las carreteras de la Comunidad Autónoma; el fortalecimiento de la política de viviendas; las obras de Zaragoza Alta Velocidad, o los trabajos que será necesario llevar a cabo tras la Expo para adaptar los espacios a sus nuevas funciones son algunos de los proyectos a los que se ha referido el Presidente y que formarán parte de la estrategia de inversión pública que el Gobierno aplicará para mantener el crecimiento de la economía aragonesa.

 

El objetivo, según Marcelino Iglesias, es “perder el menor número posible de puestos de trabajo y mantener la posición de crecimiento económico que hemos conseguido en los últimos años”. Indicaba que, a pesar del enfriamiento económico, Aragón mantiene un crecimiento del 2%, y está por encima del resto de las comunidades autónomas, y recordaba que el año pasado Aragón lideró el crecimiento económico y este año estará en cabeza.

 

Financiación autonómica

 

El Presidente señalaba que la financiación autonómica deberá hacerse teniendo en cuenta todos los estatutos, que son todos leyes orgánicas. Para Iglesias, la responsabilidad del Gobierno Central es tener en cuenta las exigencias de todos los estatutos y encajarlos.

 

Marcelino Iglesias afirmaba que “a veces se producen frustraciones por plantear objetivos inalcanzables. Yo no soy partidario de plantearlos para que después caigan en frustraciones y depresiones colectivas. Nuestro objetivo es que la población no sea el único parámetro a tener en cuenta, sino que la financiación esté modulada por la superficie, la dispersión y el envejecimiento de la población y el esfuerzo fiscal”, decía.

  

El Presidente se refería también al nuevo Plan Hidrológico de cuenca, y afirmaba que éste se guiará por dos elementos: La reserva hídrica recogida por el Estatuto, y las Bases de la Política Hidráulica de Aragón que fueron aprobadas en 2006-2007. Iglesias recordaba que la Mesa del Agua ha llegado a acuerdos muy amplios. “Los aragoneses somos pioneros en llegar a acuerdos teniendo en cuenta opiniones muy dispares - ecologistas, regantes, etc.-. Esos acuerdos son nuestro compromiso, que está plasmado en el Estatuto de Autonomía. Nuestro objetivo es acelerar el ritmo de esas construcciones que para nosotros son fundamentales, pero las prisas no van a estar por encima de la seguridad”, manifestaba.

Comentarios