Más de un centenar de personas se dieron cita en la II Fiesta de la Guarguera y dejan fuera al Ayuntamiento

La Asociación Guarguera Viva, que agrupa a vecinos de este valle del Alto Gállego, por segundo año consecutivo han organizado un día de convivencia en Gésera , en el que más de un centenar de personas se dieron cita en la II Fiesta de la Guarguera. En esta ocasión el Ayuntamiento de Sabiñánigo, al que pertenecen los núcleos de esa zona, no recibieron ninguna invitación oficial para poder acompañar a los vecinos como se hace con otras poblaciones.

Se contó con la participación de vecinos llegados de Molino Escartín, Aineto, Solanilla, Artosilla, Molino de Villobas, Arraso y Gésera, a los que se unieron familiares y amigos, que se fueron concentrando en la mañana del pasado sábado en el salón social de esta última población, para disfrutar de unas primeras jotas y un copioso almuerzo.

Desde los organizadores tienen previsto en estos días el mantener una reunión “para reorganizar el trabajo y llevar a cabo acuerdos puntuales en los temas que sean necesarios, de cara a trasladárselos al Ayuntamiento serrablés”.

Después de la comida, la sobremesa volvió a estar amenizada por la música. Guitarras y percusión se fundieron creando un alegre ambiente que animó a los primeros bailes en el interior del salón social de Gésera.

Fuera, los niños aprovecharon para sus juegos, complementados más tarde con una comba y los tradicionales raneta y bolos. Mientras, algunos adultos se lanzaron al aprendizaje de danzas típicas del Alto Aragón. La jornada concluyó a ritmo de percusión y gaita, después de un agradable día que la Asociación espera poder organizar de nuevo para el verano que viene. La Asociación Guarguera Viva nació hace cinco años con el objetivo de vitalizar el valle del río Guarga y defender sus intereses comunes.

Comentarios