En plena Expo los pescadores de Javierrelatre piden acciones a medioambiente en el río Gállego

Ante la aparición esta semana de numerosos peces muertos, aguas abajo del río Gállego, en Anzánigo, el presidente de la Asociación de Pesca Santa Quiteria, de Javierrelatre, Primitivo Grasa, ha manifestado a esta redacción que el Gobierno de Aragón y la consejería de Medioambiente deben tomarse en serio la conservación del citadio río, ya que es una contradicción que el agua sea la protagonista de la Expo de Zaragoza y vuelva a producirse una muerte masiva de peces en esta zona, después de la última hace dos años. Recordaban que, en este tiempo, se había recuperado la fauna piscícola e incluso se contaba con una pareja de nutrias, cuya existencia se estaba comprobando. Vecinos han recordado a Radio Huesca Digital que " aparte de la muerte de peces, que pueden repoblarse, esta el suministro de agua algunas de las poblaciones del municipio de Caldearenas"

La Asociación de Pesca de Javierrelatre ha vuelto a interponer una denuncia como en otras ocasiones, pero no esperan que prosperen acciones contundentes. Primitivo Grasa recuerda que la última vez que se detectó la muerte de peces en el citado municipio fue el 23 de junio de 2006 y en aquella ocasión las bolsas de las muestras recogidas por Confederación Hidrográfica del Ebro desprendían un olor fuerte a purines, pero no hubo ninguna consecuencia posterior. En esta ocasión, algunos de los habitantes de la zona comentaban " un fuerte olor a cloro".

Han recogido muestras para su análisis agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza, SEPRONA, perteneciente a la Guardia Civil, del COMENA y de la Confederación Hidrográfica. Desde el SEPRONA se va a investigar entre los pescadores que estuvieron en la zona durante el pasado fin de semana por si vieron o detectaron alguna anomalía en las aguas del río con relación a su olor y color. Primitivo Grasa ha manifestado que los resultados se conocerán dentro de unos quince días.

Los pescadores continúan recorriendo la zona del Coto de pesca que abarca unos 16 kilómetros y por lo que vamos comprobando la cifra de peces muertos se esta incrementando, con relación a los trescientos del martes, en el caso de las truchas. En un primer momento no podía determinarse la cifra de madrillas y alevines, al ser una gran cantidad, mientras que en el caso de las truchas se calculaba entre 200 y trescientas piezas.

Comentarios