Balance positivo de este “peculiar” verano en las estaciones del Valle de Tena

actividades de verano en las estaciones

Desde las estaciones de Formigal-Aramón y Panticosa-Aramón, el balance de la temporada estival resulta bueno pese a vivir una crisis económica que afecta al bolsillo de los veraneantes. Tanto el directivo de la estación de Formigal, Antonio Gericó, como el responsable del departamento de comunicación de Panticosa, Jesús Agustín, coinciden en que “los primeros meses de verano resultan siempre un tanto flojos pero en agosto se recupera una situación más buena y positiva para las estaciones”.

Antonio Gericó, ha manifestado que “en el caso de nuestra estación, el balance es mejor en este mes de agosto que en los dos anteriores, en los que la afluencia de público es mucho menor ya sea por trabajo o por otras preferencias a las hora de elegir un destino”. Durante este verano, Formigal se ha centrado en ofertar sus instalaciones a un público familiar en el que los niños son protagonistas. En referencia a los visitantes, destaca que “el público que nos visita viene del País Vasco, Cataluña y, sobre todo, de Valencia que, con el arreglo de las comunicaciones, se trasladan desde el Levante para disfrutar de un paisaje diferente”.

Según Gericó “la crisis económica no acaba de afectar del todo a los veraneantes ya que no renuncian a sus periodos de vacaciones aunque sí que tienen un presupuesto más reducido”.

Por su parte el responsable de comunicación de Panticosa-Aramón, Jesús Agustín, apunta a “un verano afectado por la crisis que ha hecho que afecte a su vez a los complejos hoteleros del Valle de Tena. En el caso de nuestra estación, hemos tenido incluso más afluencia de público que el verano pasado donde la mayor demanda sigue siendo la telecabina”. En cuanto a la temporada de esquí, “ya se están ultimando los preparativos para este invierno. Llevamos preparándola desde el mes de mayo”.

Comentarios