Inminente creación de la nueva parroquia en Huesca

parque , escultura , casas , obras , viviendas ,

Una vez que finalice el verano, se prevé que la Diócesis de Huesca publique el decreto de erección de la nueva parroquia de la ciudad, de forma que, aunque todavía no tenga un templo construido, ésta se constituya y ya comience a funcionar. Se creará, además, la comunidad parroquial y se irán dando los primeros pasos para comenzar a trabajar con el mismo inicio del curso, de forma que en octubre puedan empezar a realizarse, por ejemplo, las clases de catecismo o la acción caritativo-social. Su párroco será Rafael Samper.

La gran extensión que ha alcanzado el barrio de San Lorenzo, con un gran crecimiento en número de habitantes, y lo lejos que queda de su zona sur la parroquia de San Lorenzo, llevó al Obispado de Huesca a decidir la creación de una nueva paroquia, cuyos límites todavía no están terminados de definir.

A esta parroquia pertenecerán las nuevas viviendas del polígono de las Harineras, del antiguo Cuartel de Artillería o de todo el nuevo polígono 41, además se absorberá territorio de la actual parroquia de San Lorenzo y, tal vez, de la zona sur de la parroquia de Santo Domingo y San Martín. Además, habrá que decidir a partir de qué calle se pertenece a la nueva parroquia: Cabestany, Teruel o los Olivos. Se cree que en unos 15 ó 20 días, ya se habrá tomado un acuerdo definitivo.

Habrá que construir un nuevo tempo. Pero mientras eso llega, se va a empezar a trabajar en la pastoral. De hecho ya se han empezado a celebrar las misas en el nuevo edificio de los Hermanos de la Cruz Blanca, que hará las veces de iglesia mientras llega la nueva construcción.

Todavía no está clara la advocación bajo la que se creará la nueva parroquia, aunque parece ser que tiene muchas posibilidades San Francisco de Asís, tanto por los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, como por la orden franciscana a la que pertenece el Obispo de Huesca, Jesús Sanz.

La diócesis continúa buscando terrenos para levantar la nueva iglesia. Esta nueva construcción será un edificio exento, no un bajo de un inmueble, pero no de grandes dimensiones, porque no están los tiempos para eso. El edificio deberá tener también locales parroquiales, que serán tan importantes como la iglesia.

Comentarios