Campaña para regular la licencia de actividad de los comercios y empresas de Monzón

El Ayuntamiento puso en marcha el pasado mes de junio una campaña para regularizar la situación de unos 160 comercios y empresas de la ciudad que operan sin disponer de Licencia de Actividad. Este documento se paga una sola vez y lo expende la Administración Local tras inspeccionar el local y comprobar que se adecua a la legislación. Salvo raras excepciones, las sociedades o particulares del listado dispusieron en su momento de la Licencia de Obras que otorga el Departamento de Urbanismo, pero luego, una vez finalizados los trabajos de construcción o acondicionamiento, no cumplieron el trámite de solicitar la Licencia de Actividad.

En general, las empresas y comercios que carecen del documento llevan operando hace bastantes años. Hay casos en los que el titular construyó una nave y no instaló el negocio hasta tiempo después, y cuando inició la actividad no cayó en la cuenta de que precisaba la Licencia. En otros, las causas fueron el mero desconocimiento de la normativa o las aperturas “momentáneas” que no desembocaron en expedientes definitivos. Según las apreciaciones de los técnicos, “no ha habido mala idea” y ha sido el paso del tiempo el que ha relegado al olvido el cumplimiento de la obligación.

El alcalde, Fernando Heras, indicó que se trata de “una situación anómala” que el Ayuntamiento tiene la responsabilidad de resolver por dos motivos: porque todos los ciudadanos son iguales ante la ley en derechos y obligaciones, y porque las Licencias de Actividad suponen la mejor garantía de la idoneidad de las instalaciones, es decir, de su acomodo a las normas que velan por la seguridad y la salud de las personas. Y añadió: “También nos incumbe la salvaguarda de las reglas de la libre competencia para que no haya agravios comparativos entre los que cumplen la ley y los que no”.

La técnico encargada de la regularización envió cartas a los interesados y se ha reunido con la mayoría de ellos. Les ha informado de la documentación que deben presentar y también de lo que determina el PGOU en cada caso (por si se dan incompatibilidades), y el proceso está en marcha. “Sólo se trata de poner las cosas en orden”, resumió el alcalde.

Comentarios