CHA critica el abandono al que están sometidos los barrios rurales de Huesca

Los ocho municipios incorporados al Ayuntamiento de Huesca recibirán a lo largo de este 2008 la cantidad de 25.000 euros destinados a gastos de mantenimiento, es decir 3.125 euros por municipio, y otros 150.000 euros repartidos de forma lineal, la mitad, y el resto con una cierta proporción inversa sobre lo recibido por cada uno en los últimos años. O sea tocan a unos 22.000 euros por cabeza, que es, por poner un ejemplo, la sesentava parte de lo que sumó el último modificado por adelanto de obra del Palacio de Congresos.

Para Chunta Aragonesista resulta evidente que los municipios incorporados a Huesca han sido y son los eternos abandonados de los sucesivos gobiernos en los que a lo largo del tiempo han intervenido PSOE, PP, PAR o IU. Este abandono, aseguran, no se ha visto mermado sino más bien al contrario durante los sucesivos mandatos de Fernando Elboj. El portavoz de CHA, Miguel Solana asegura que ésta es una situación injusta que debe ser corregida con inmediatez con políticas ambiciosas y sostenidas en el tiempo. Por ello es necesario que se aborde la elaboración de una memoria resumen que integre todas las necesidades detectadas en estos municipios, se haga una valoración económica del coste que tendría darles solución y se marque un calendario de actuación con prioridades y plazos.

Desde esta formación política se recuerda que los municipios incorporados padecen déficits importantes en asuntos tan básicos como las comunicaciones, el abastecimiento de agua y saneamiento, la reparación y arreglo de calles, la limpieza de caminos o la consolidación y mejora de su patrimonio. Además sus alcaldes pedáneos, que tienen poco reconocimiento institucional en el Ayuntamiento, encuentran dificultades sin número para poder realizar de forma diligente trabajos de mantenimiento, poder pagar las facturas por los trabajos realizados o encontrar asesoramiento técnico para realizar las funciones propias de su cargo.

CHA recuerda que, en unas ocasiones se pone como excusa que se está a la espera de las compensaciones por Montearagón (dígase Apiés y Fornillos), en otras que la competencia es de la Diputación de Huesca (dígase carreteras), en otras que ha de llegar un convenio urbanístico que desarrolle suelos y se le puedan cargar inversiones en infraestructuras (corredor Cuarte-Huerrios-Banariés). Todo ello, dicen, son lamentables excusas que ponen de manifiesto el poco interés, o peso político, del equipo de gobierno PSOE-PAR para negociar con las instituciones. No es extraño, añaden, que cada vez cueste más encontrar quién esté dispuesto a asumir la función de alcalde pedáneo.

Comentarios