Lanuza, a la espera de ayudas económicas para el empedrado de las calles

2003082929 lanuza.jpg

Están pendientes de que “instituciones como el Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial aporten alguna cantidad de dinero que nos ayude a reconstruir las partes del pueblo que están sin cubrir” así lo ha manifestado Marcos Grasa, presidente de la Junta de Compensación de Lanuza, con motivo de las fiestas patronales que se van a celebrar desde este viernes 29 de agosto y hasta el domingo 31.

También ha querido recalcar algunos de los proyectos urbanísticos que se quieren llevar a cabo como son “la pavimentación con piedras de las calles del pueblo, un aspecto muy necesario ya que actualmente, están un poco desmejoradas”.

Este año han llevado a cabo otros proyectos como son la recuperación de las tres campanas del campanario, la reversión de una línea más de unos solares que ha revertido la Confederación y la iluminación de la entrada del pueblo llevada a cabo “gracias al dinero que aporta Pirineo Sur por el alquiler de la finca donde está ubicado el festival” ha recalcado Marcos Grasa.

Para estas fiestas, sus vecinos han preparado varios actos para estos tres días en los que esperan “tanto visitantes de la zona como público de fuera”. Han preparado estas fiestas con gran armonía y alegría esperando siempre que Lanuza vuelva resurgir como pueblo gracias a la reconstrucción de las casas y que “las familias vuelvan al pueblo para quedarse”.

Para sus tres días festivos, la comisión festiva ha elaborado diferentes actividades. El viernes, 29 de agosto, se dará comienzo el chupinazo a las siete de la tarde al que le seguirá un concurso de gastronomía y repostería. A las once y media, verbena del restaurante “El Frondón” amenizada por The Walrus. Paralelamente Lanuza contará ,en la carpa, con la actuación de la orquesta Trío Blau. Además habrá bingo a la una y media de la madrugada y chocolatada a las cuatro.

El sábado, comida a las una de la tarde y campeonato de guiñote a las tres. Por la tarde, ronda popular por las calles del pueblo con la Rondalla de Sallent de Gállego. A las ocho, presentación de los churdos y, ya por la noche, cena popular y baile amenizado por la Nueva Orquesta con bingo en el descanso. A las dos y media de la madrugada, concurso de baile de farolillos y recena de jamón y queso.

El domingo por la mañana, gran esquilada a las ocho de la mañana, almuerzo y a la una, Misa Solemne y procesión acompañada por la Rondalla de Sallent de Gállego y el Paloteau de Lanuza. Por la tarde, animación infantil a las cinco de la tarde y final del campeonato de guiñote además e baile a cargo de la Nueva Orquesta y Paloteau a las ocho. A las ocho y media, entrega de trofeos y a las diez, la traca despedirá una año más sus fiestas.

Comentarios