El gasto farmacéutico ascendió en julio un 10,52% más que en el mismo periodo del pasado año

Farmacia, medicamentos , receta , abril 08

Según los datos remitidos a la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad y Consumo por las Comunidades Autónomas, el gasto farmacéutico registrado en julio de 2008 ha ascendido a 1.012 millones de euros. En la Comunidad de Aragón ha incrementado un 10,52% respecto a julio de 2007.

Por Comunidades Autónomas, las que han registrado un menor crecimiento en este periodo son Navarra (-0,59%), Madrid (4,93%), País Vasco (6,29%), Castilla y León (6,54%), Andalucía (7,58%), Ceuta (8,39%) y Cantabria (8,83%). Por el contrario, las CCAA que han tenido un gasto mayor han sido Melilla (18,57%), Murcia (14,10%), Cataluña (13,12%) y la Comunidad Valenciana (13,11%).

Respecto al gasto interanual, el mayor incremento lo han tenido Melilla (10,45%), la Comunidad Valenciana (8,24%) y Murcia (7,94%). El menor crecimiento ha correspondido a Navarra (4,72%), Galicia (5,10%) y País Vasco (5,15%).

En el gasto medio por receta se mantienen los valores moderados de los últimos meses, ya que se ha registrado un crecimiento del 0,85% respecto a julio del año pasado y la variación resultante es del 0,49%.

En Aragón el gasto farmacéutico ha subido con respecto al año 2007 un 10,52%. Las recetas facturadas han aumentado en un 6,28% y el gasto medio por receta un 3, 98%.

NÚMERO DE RECETAS

El número de recetas facturadas en julio (un total de 74.211.100) ha crecido un 8,80% respecto al mismo periodo del año anterior, lo que sitúa el aumento interanual en el 5,87%. En este apartado, destacan los crecimientos de Cataluña, Canarias, Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia, que han sido las autonomías con más subidas. Navarra, Castilla y León, País Vasco, Madrid, Aragón y Cantabria, han sido las de menor crecimiento.

El Ministerio de Sanidad y Consumo, en atención al esfuerzo de transparencia y colaboración, agradece y subraya una vez más la permanente labor de las Comunidades Autónomas y los profesionales sanitarios para promover un uso racional de los medicamentos, ya que redunda en beneficio de la salud de los ciudadanos y contribuye a la sostenibilidad financiera del Sistema Nacional de Salud.

Comentarios